Es tan complicado disponer de suficiente libertad para expresarse con sinceridad...

Los paraísos robados...

publicado a la‎(s)‎ 20 ene. 2015 17:27 por Xurxo G. G.

                                                                                          Crecer rápido, luchar por la libertad; quizá por la vida...


Cronología imprescindible

- 1995 Pude instalar en mi PC Slackware; era lo más parecido al SCO que usábamos en el trabajo. Y era software libre!!

- 1999 Yo era el único que usaba Google (el buscador) en mi lugar de trabajo. Y eso que allí se desarrollaba *Linux*!!

- 2005 Después de años de listas de correo y IRC; decido escribir un blog. Veía venir tiempos de lucha por la Libertad de Expresión...

Por eso escribí este texto en mi perfil, a modo de declaración de intenciones: La información puede ser tóxica si no se consume con precaución, lo se por experiencia. Internet es el último reducto de la "libertad de expresión y opinión"; eso también lo se por experiencia...

No se si fue por una premonición, nostalgia de los 80 o simple intuición; en agosto de 2005 este fue uno de mis primeros postA nosotros nos compete analizar si estos espacios en Internet son verdaderos paraísos virtuales de la libertad, al menos de la libertad de expresión y opinión para muchos, incluídos por supuesto los funcionarios del totalitarismo y las "clavijas cuadradas en agujeros redondos..". Si formamos parte de los esclavos usando una de las drogas sustitutivas de la libertad que el sistema pone a nuestro alcance (un espacio, como un tablón de anuncios debidamente enrejado y controlado) o por el contrario somos los últimos guerreros de la libertad, confinados a este espacio en el que la guerra de guerrillas hace menos daño al sistema, o a la apariencia que el sistema desea tener en la calle.

- 2011 (abril) Las cosas ya estaban mal y empeoraron. Escribí este post (que tampoco era un manual...).

- 2011 (agosto) Y se pusieron peor. Escribí este postY esteY este otro. Y hacia finales de mes, la indignación me lleva a escribir este otro post (con vídeo incluido).

- 2011 (noviembre) Escribí cinco post relacionados con la Libertad de Expresión, fuera de España (Afganistán, Irán, Egipto...); pero fue en este post cuando empecé a sentir las "zarpas de Google". Fue la primera vez que Google (Blogger) me censuró una imagen... esta imagen:

   

        
        La publiqué tal y como ella, Aliya Magda al Mahdy lo había hecho en su blog y con la misma intención: defender su libertad a expresarse (la libertad a la hora de mostrar su cuerpo como mejor le pareciese, la propiedad sobre su propio cuerpo!!); por mucho que esto no gustase al "mundo musulmán". 

El ecosistema musulmán sigue igual, si no ha empeorado; pero Aliya Magda sigue publicando lo que le apetece y defendiendo su libertad para hacerlo en muchos foros.  Y rompiendo todos los tabús que caracterizan la moral musulmana (y también la cristiana, y la judía; todo hay que decirlo).

Blogger no me devolvió la fotografía... como se puede ver en el post, sigue censurada. Sin embargo a Aliya si se la devolvieron!! como se puede ver en la entrada (la de 2011) de su blog. Solo le obligaron a poner esta advertencia antes de entrar al blog: 

Content Warning

The blog that you are about to view may contain content only suitable for adults. In general, Google does not review nor do we endorse the content of this or any blog. For more information about our content policies, please visit the Blogger

I UNDERSTAND AND I WISH TO CONTINUE I do not wish to continue    

A partir de ese momento yo también habilité la advertencia en Blogger. Creí que habían censurado la fotografía porque se trataba de un desnudo, hasta entonces yo no había publicado ninguna imagen de ese tipo. 

Estaba equivocado y Google (Bloger) me lo demostraría unos cuantos meses después...



                   Aliya Magda al Mahdy

- 2012 (enero) Publico un post recordando aquella frase que había escrito en mi perfil cuando comencé a escribir el blog (hacía ya casi siete años y la cosa empeoraba), recogiendo una vez más las palabras de Aldous HuxleyUn Estado totalitario realmente eficaz sera aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre  "Somos el último refugio de la libertad de expresión...".

Publiqué un largo y documentado post acerca de los episodios de corrupción política y empresarial que se empezaban a conocer en España; otro sobre el devenir de nuestras universidades y por qué no emulan a otras con más prestigio internacional; después de unos cuantos post dedicados al Software Libre, Software Abierto y sus licencias: CC, GPL, FLOSS, MIT, BSD y otros asuntos relacionados con sistemas UNIX, GNU/Linux, FreeBSD; los personajes y las empresas implicadas en desarrollo de estos sistemas y su filosofía (algunos de los cuales resultaron ser un homenaje Thompson and Ritchie, the philosophy of "The Code"); comienzo a publicar una serie de post que llevarían por título: HOWTO: make new revolutions I (Cómo hacer una nueva revolución), que sería el detonante de la censura definitiva...

En total, la serie de post HOWTO: make new revolutions finaliza en el capítulo XVIII. Le siguen otros post relacionados con la Libertad de Expresión: ¡No nos amenacen! Ideas peligrosas para tiempos de incertidumbre... La deslocalización del miedo... y Maryam Namazie: "mi cuerpo no es obsceno, el velo si lo es"; post en el que vuelvo a publicar la fotografía de Aliya Magda al Mahdy sin que esta vez Blogger la censurara. 

Escribí este post para solidarizarme con Maryam Namazie (una activista social muy conocida); con su discurso: "Queda claro que el combate a favor del libre pensamiento, es el combate contra el islamismo y la inquisición de nuestro tiempo. Es también un combate contra la religión en general y para la separación completa de la religión y del Estado, del sistema escolar y del sistema judicial. Una sociedad laica, es la condición mínima para una sociedad donde el libre pensamiento no es un crimen. En particular porque la libertad de pensar es un reto a los dogmas religiosos y a lo que es tabú". 

"Es importante tener en cuenta que el combate contra el islamismo y el papel negativo de la religión que sofoca el libre pensamiento no es un combate contra los musulmanes; es la defensa de los derechos de todos a pensar como quieran sin temor y sin intimidación. No olviden que los musulmanes o los que se califican como tales son las primeras víctimas del islamismo y que muchos están en primera línea para combatirlo. La oposición al islamismo y a la Sharia no es en ninguna otra parte tan necesario como en los países que viven bajo un régimen islámico"

y para mostrar las opiniones de otros líderes sociales acerca del Calendario que lanzó Maryam Namazie y que aún puede bajarse desde este enlace.

Y tal vez, solo tal vez... el que Blogger no censurase las fotografías de este post: Maryam Namazie: "mi cuerpo no es obsceno, el velo si lo es" tuviese algo que ver con el hecho de que en la "red social" Google Plus, Google había desatado una campaña de "imposición del puritanismo norteamericano" censurando cualquier imagen que mostrase un desnudo... y muchos usuarios protestaban enérgicamente contra semejante atropello!! También escribí dos post sobre este asunto: Obscenidades... según Google y Google Plus, censura y rectificación... en los que ponía de manifiesto la hipocresía de Google al censurar en Google Plus lo que no censuraba en su buscador... A pesar del título de este último post, la censura de Google triunfó en Google Plus y a día de hoy ya no se ven imágenes de contenido erótico en esa red social. En realidad ya no se ve casi nada que merezca la pena en Google Plus.

- 2012 (marzo) Poco después de publicar estos tres post: El precio de la libertad... Aquí adoctrinamos súbditos, la originalidad está prohibida y Nosotros, ellos y los infiltrados Blogger me envía un correo electrónico en el que me comunica que "retiran la publicidad (AdSense) de mi blog, porque los contenidos son delicados".

Publico entonces una serie de 5 post que había estado escribiendo sobre ética: Curso de ética básica y 22 post profusamente ilustrados que llevan como título genérico: Sexo para torpes... Amor para despistados... No fue por cabreo... estaba inspirado y tenía que decidir donde colgar mis cosas.

Después, tomé tres decisiones imprescindibles para poder seguir escribiendo con libertad y colgando en Internet lo que me parezca que ha de ser conocido. 

La primera decisión es, portar todo el contenido de este blog (http://ankalima.blogspot.com.es) a otra plataforma: https://thingoldedoriath.wordpress.com con la esperanza de no volver a recibir correos electrónicos diciéndome sobre lo que no puedo publicar... Tengo que decir que estoy muy a gusto en wordpress.com y que nadie me ha molestado.

La segunda decisión fue, dejar de publicar contenido en el que hasta entonces había sido mi blog y pasar de discutir con Blogger. Dejaron claro que no me querían publicando lo que publicaba, y yo no acostumbro a quedarme donde no me quieren. Nunca más volveré a publicar en ese blog. Después repusieron la publicidad AdSense. Yo sigo pensando si es mejor cerrar el blog o dejarlo abierto...

La tercera decisión fue "comprar" el dominio http://www.thingol.org (en el que se aloja este blog) por si se diera el caso de no poder publicar este tipo de contenidos en otras plataformas. Con la LPI puede llegar; cualquier cosa se puede esperar...


Encontrando nuevos emplazamientos para otros paraísos...

        Hace unos días esa otra empresa que tampoco existía hace 10 años (Twitter) decidió suspender (temporalmente supongo) la cuenta de una magnífica bloggera!! (@Barbijaputa) una de las mejores entre las que escriben en la red de "microblogging". Es difícil encontrar personas que sean capaces de expresar su pensamiento en frases de 140 caracteres; más difícil aún es que le sobren caracteres... pero si además toda esa capacidad de síntesis va acompañada de originalidad, estilo, buen humor y equilibradas dosis de ironía y sarcasmo; no encontraremos más de una docena de humanos en Twitter (no entre los que se expresan en castellano) capaces de tanto.

                                                                                                           
¿QUÉ ES QUITTER, POR DIOS?

Para mi no fue una sorpresa, cómo iba a serlo?? la actitud de "algún imbécil que Twitter puso a cargo de algo, en Twitter"; es bien sabido que a la mayoría de humanos si se les pone un uniforme, aunque solo sea una gorra (no digamos si se les da una placa) o cualquier pequeña parcela de poder, se les cambia el carácter y les sale el autoritarismo por los poros. La sorpresa ha sido la reacción de la bloggera!! 

La sorpresa ha sido leer cosas como esta: "...yo soy @Barbijaputa en quitter.se porque..."; en medio de un post dedicado a explicar a todo aquel que se interese por ello, qué es Quitter, qué es GNUSocial, qué es GNU, qué es el Software Libre!! 

Muchos se preguntan si @Barbijaputa volverá a escribir sus comentarios en Twitter... yo no lo se. A mi me da igual si vuelve a escribir en Twitter. Lo que me importa es que haya dado el paso de registrarse en un nodo de la "federación" de los que luchamos por la Libertad de Expresión. Me importa que haya firmado párrafos como este: 
"Alternativas libres ya hemos visto que hay, ahora, las conocemos un poco mejor, la pregunta es: ¿vamos a dar el salto algún día de forma definitiva? Nadie espera que sea un salto de hoy a mañana, que dejemos de usar Chrome, Facebook, Windows… es impensable, pero ¿qué tal sería empezar a pensar en las opciones que tenemos?, conocerlas, profundizar en ellas y, quién sabe, dar pasos pequeños (como éste que hemos dado de crearnos una cuenta en GNU social) hacia una nueva experiencia mucho más libre de la comunicación en Internet que ya muchos disfrutan"; que ha publicado en http://elbinario.net (una Publicación comunitaria autogestionada).

                                                                                                  No permitiremos que esto vuelva a suceder...

Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por las licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores

Agradezco la colaboración de http://elbinario.net que me ha permitido copiar aquí, contenidos de su blog al tiempo que enlazo los post que menciono.

La ética de los otros

publicado a la‎(s)‎ 30 ago. 2014 11:25 por Xurxo G. G.   [ actualizado el 30 ago. 2014 11:29 ]

Cuerpo sano
Qué científicos?? Qué formula??
 
    A veces no puedo dejar a un lado la sospecha de que en demasiadas ocasiones cuando se habla de ética; sobre todo cuando se dan lecciones de ética, mucha gente se refiere a la "ética de los otros". Algo muy próximo a lo que hacen muchos sacerdotes católicos cuando dan lecciones de moral cristiana; ni siquiera se les pasa por la cabeza que ellos estén "éticamente obligados" a predicar con el ejemplo.

    Otras veces, ante la evidencia, la sospecha se convierte en certeza. Eso es lo que sentí hace unos días cuando vi la imagen que encabeza este post. No es que no hubiera visto antes imágenes parecidas o incluso con menos músculo (y no precisamente en la publicidad de esas ONG que utilizan imágenes de humanos desnutridos para hurgar en el bolsillo de "la gente de bien" a través de sus emociones... técnica éticamente reprobable, pero ese es otro asunto); pero era la primera vez que lo veía en www.meneame.net.

                                                                             Qué colegas?? Qué profesión??                                                                                        
    Hace más de tres años que visito la web de este agregador de noticias casi a diario. A veces incluso envío alguna información que me parece digna de compartir en esa web que cuenta con cientos de miles de visitas diarias. Lo uso como una especie de "gabinete de prensa" que en cualquier momento del día me ofrece un resumen de información que además se mantiene actualizado y en constante movimiento. Los usuarios son los que promocionan los contenidos más relevantes a la portada 

    En estos momentos en www.meneame.net un grupo más o menos numeroso de usuarios han decidido boicotear cualquier enlace a una noticia que apunte e un medio de comunicación asociado a AEDE; parece que la gota que colmó el vaso fue ese proyecto de ley por el que los propietarios de diarios pretenden cobrar un "canon", otro, a cualquiera que cite sus publicaciones. En principio, y según algunas voces que no quieren ser identificadas, esta nueva norma legal fue pensada para "extorsionar" a Google; pero la realidad es que según la redacción que se conoce, afectaría a cualquiera que mantenga un blog y enlace contenidos de terceros. Más a un agregador de contenidos, que aunque nació para promocionar contenidos de blogs (eso es lo que dicen sus propietarios), acabó inclinándose más hacia la actualidad, sobre todo la actualidad política y económica. 

    Básicamente estoy de acuerdo con el boicot a los diarios asociados a AEDE. Creo que esta web puede mantener el mismo porcentaje de contenidos de actualidad (política y económica) sin enlazar con esos diarios; y si en el futuro ese proyecto de ley sale adelante www.meneame.net no tendría que pagar por citar a esos diarios. Según la actual redacción de la norma, acabaría teniendo que pagar por citar a otras fuentes y según dicen sus propietarios; ya no sería económicamente sostenible mantener el agregador. Y parece que una de las alternativas sería llevarse la empresa a un país en el que no existiese semejante norma. 

    Sin embargo me cruje el hipocampo cada vez que sus propietarios dicen que "no están de acuerdo con el boicot a los medios asociados a AEDE pero que respetan la decisión de los usuarios"... y mi cerebro lee: "nos encanta que un número determinado de usuarios boicoteen los contenidos que enlazan medios asociados a AEDE, y por eso se lo permitimos".

    El sostenimiento económico de una estructura que no es barata, podría justificar que esta empresa aceptase este tipo de campañas publicitarias. Las que emplean este tipo de imágenes, testimonios de usuarios agradecidos, opiniones supuestos "profesionales" y menciones a "estudios científicos" de dudosa autenticidad. La ética es similar a la que aplicaba el diario ABC (conservador y monárquico) para justificar los anuncios de "contactos sexuales"; es decir, prostitución: "nuestros principios morales son muy católicos hasta las últimas páginas"...

    
    Pero... este tipo de productos son muy criticados por una buena parte de los usuarios de www.meneame.net. Y las formas que se utilizan para venderlos, también. Son habituales los contenidos que critican la homeopatía y también este tipo de "productos milagro". No son pocos los comentarios contrarios a este tipo de productos que, en opinión de muchos usuarios, lo único que tienen de milagroso es la velocidad a la que se forran los que los venden... y la velocidad con la que cambian la marca para poder seguir con el negocio.


    He leído en varias ocasiones como los responsables de www.meneame.net decían que "no habían aceptado algunos contratos publicitarios muy ventajosos porque exigían métodos muy invasivos y a los usuarios del agregador no les gusta ver la página plagada de publicidad". Sin embargo yo preferiría que hubiese un banner publicitario entre noticia y noticia, con tal de no ver este tipo de "magufadas" anunciadas en la web que más las critica. En mi opinión, con buen criterio.


    La fotografía que encabeza este post, y sobre la que se pueden hacer todas las valoraciones que se quieran, representa, sobre todo, una técnica de dirigir la publicidad de un producto a un tipo de público en particular. Los testimonios que se representan en las imágenes de la web que vende el producto (en la que esa imagen no aparece...) parecen dirigidas a otro tipo de público. Al final, no tengo claro "quien seleccionó la primera imagen"; no se si lo hizo la misma agencia de publicidad que seleccionó esta última; o el editor de la web en la que aparece la campaña publicitaria.

    Y así... se difuminan las responsabilidades y se puede seguir dando lecciones de ética. De la ética de otros.
 
Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador). 
   

Libertaaaaad!!

publicado a la‎(s)‎ 26 may. 2014 12:43 por Xurxo G. G.

                                                                                                              "Si la libertad significa algo..." 

Por razones ajenas a mi voluntad, a finales de los años 60, la libertad para mi ya era una necesidad. Más filosófica que el comer, beber o dormir; pero más anhelada. Continuamente la echaba en falta. A todas horas soñaba con atraparla.

Diez años más tarde y probablemente por esa fuerza natural y evolutiva que busca la supervivencia de la especie; aquella necesidad cedió su puesto a otras. La mayoría lo llama amor. Yo siempre tuve claro que era más la búsqueda (a veces desesperada) de ternura, cariño y contacto humano. Aceptación. Pero aún entonces ni un solo día deje de luchar por la libertad. Cierto que a veces pagué por ella precios muy altos, porque seguía siendo muy escasa.

En los 90, estaba bastante seguro de que aquello que denominábamos libertad, era "un estado de ánimo muy discontinuo"; que además estaba muy próximo a lo que entendíamos que debía ser la felicidad. Tanto que era un error perder de vista la primera mientras intentaba alcanzar la segunda. Y, lo más importante; que si no mantenía una parte de mis sentidos siempre pendiente la libertad se esfumaba mucho más rápido que la felicidad!! 

En este milenio, vuelvo a no tener nada claro!! y la mayoría del tiempo pienso que la libertad es solo una idea. Una idea que a veces se materializa en ciertos actos (siempre asociados al esfuerzo, el arrojo y la paciencia). Una idea muy, muy frágil y al tiempo; muy poderosa!!. Lo que no esperaba es que, los que creen que su libertad es más libertad que la de los otros, los que no son felices si no tienen poder sobre el resto; irían ganando batallas. Nunca preví que ese tipo de batallas en otro tiempo ganadas, hubiera que lucharlas otra vez. 

Y ahora, una vez he comprendido que luchar por esa idea también es casi una forma de vida; huelo de lejos a los que intentan capturarla para encarcelarla. Lo intuyo desde el momento en el que ocurren cosas que no tienen otro sentido que "ser una excusa" para secuestrar la libertad. Es frustrante que cuando la experiencia ha logrado crear una tela de araña que atrapa las intenciones del enemigo; no disponga ya de la fuerza y la resistencia que en otro tiempo me permitió mantener la lucha. Acudir a los desafíos, buscar los duelos (incluso cuando sabía eran encerronas, trampas...). 

Pero sigo aquí!! y los últimos y burdos intentos de enviar la libertad de vacaciones a otros lugares. No son más que un insulto a mi inteligencia. Y que me tomen por un estúpido al que se puede engañar con esa facilidad, me endurece la piel. Si esa pandilla de poderosos adinerados creen que les voy a entregar mi voluntad a cambio de una jubilación tranquila; se equivocan!! antes prefiero dejar un cadáver sin muchas arrugas; eso si, tendido sobre la hierba del campo de batalla o en las alcantarillas de la "guerrilla urbana" de la ciudad. 

Tendrían que separarme la cabeza resto del cuerpo para que yo no acudiese a la lucha si las campanas llaman a "otra Revolución".

2053 Novas ab Chaos (capítulo 8º)

publicado a la‎(s)‎ 17 dic. 2013 9:48 por Xurxo G. G.   [ actualizado el 17 dic. 2013 9:50 ]

                                                                        Venganza... (autor original)

A Crimine, un crimine... (El crimen, un crimen...)


    Entré en la estancia 017. La que figuraba en el cristal izquierdo de mis berillos, en el plano que en ese mismo instante desapareció.

    Sentada en la única cama pude ver a una chica de unos veintitantos años. Calcular la edad de los humanos en el nuevo mundo es más complicado que en los viejos tiempos. La gente sigue “obsesionada con la juventud”. Es una de las pocas cosas que aún despiertan un ansia próxima a lo que en el pasado se consideraba “adoración”, si puede decirse así, dejando a un lado cualquier componente religioso. La gente se somete ahora más que antes a infinidad de cambios estéticos, incluidos los que requieren la pericia de cirujanos plásticos. Es cierto que los avances científicos también han alcanzado a estas disciplinas y que la cirugía de hoy, aunque heredera de la de entonces, es lo menos invasiva que la técnica permite, y sobre todo más cotidiana, menos dramática.

    Para calcular la edad de las personas yo seguía una vieja costumbre: mirar primero el dorso de las manos.

    En el dorso de las manos se va marcando el paso del tiempo. También en las líneas que cruzan las palmas pero la gente no va por ahí con las palmas hacia arriba. Muy pocos humanos se tratan el dorso de las manos más allá de algunos cosméticos que se pueden encontrar en cualquier zoco. La gente de ahora, como la de antes, se centra en el rostro y otras partes del cuerpo más relacionadas con las señales sexuales.

    En cuando se apartó la cortina que partía la estancia en dos manteniendo la sauna y WC apartado de la zona de descanso y artilugios de soporte vital, levantó la cabeza y ya no apartó la vista de mi rostro hasta que estuve a unos cuarenta centímetros de ella.

    Era una mujer hermosa. Tenía un rostro agradable, simétrico, el cabello muy negro y muy largo. Una figura tan estilizada que incluso sentada se podía apreciar que la medida de sus caderas coincidía con el perímetro de su pecho. Una cintura estilizada aunque no muy estrecha. Debía de medir cerca de un metro y ochenta centímetros. Era alta y de origen africano. Intenté adivinar que idioma hablaba habitualmente pero ella se dirigió a mi primero:

    - Ave! Judice. Saude. Y mientras me saludaba en una versión de IANA, derivación latino-portuguesa”, no brasileña, ni guineana; portuguesa ibérica; hizo una leve inclinación con la cabeza al estilo japonés. Sin levantarse...

    - Salute senioretta, ave!. Mie nomine es Bento. Me esforcé en dar a mi IANA acento portugués pero creo que me salió algo más parecido al acento napolitano. Ella me entendió pero no abandonó la formalidad. Sin una pizca de sumisión. Sin duda era una mujer educada. Con alguna formación académica. Antes al ver sus manos no me pareció que su trabajo fuese manual, o por lo menos no un trabajo duro y su expresión oral, sus gestos pausados, casi inexistentes, si no tenemos en cuenta las rastros emocionales; corroboraban esta primera percepción.

    - Sire Bento, excusar me per a inopportunitate... e tanto matutinal. Ahora me fijé mejor en sus ojos. Eran de tamaño mediano, redondos, oscuros. Lucía largas pestañas naturales y signos de haber llorado recientemente. Sollozado más bien.

    - Senioretta, e mi occupantia. Dicer me le sue prenomine per favore. Las frases de respuesta que iban apareciendo en el cristal izquierdo de mis berillos no lograban adecuarse del todo a la “derivación latino-portuguesa”.

    En lugar de decirme o escribir su nombre; las víctimas sabían que debían dar ese dato a un magistrato o juez para que este tuviese acceso al expediente completo en el que aparecía el acto o el delito del que habían sido objeto; ella simplemente se quedó muy quieta. Intuí que se trataba de algo violento o que tenía que ver con el sexo...

    Mi intuición funciona así: Analiza los gestos corporales, las reacciones y por lo general me ofrece un mapa conceptual poco alejado de los hechos. Se puede decir que siempre acierta en lo relacionado con el entorno de los sucesos. Si se tratase de un sistema de localización tendría un margen de error muy bajo. Los tres que utilizamos ahora: GPS, Glonas y Galileo, en su versión “militar” se sitúa en una media de 27 cm. Mi intuición es más “fina”, más certera, aunque poco específica, a veces.

    Las mujeres que han sido víctimas de una agresión de carácter sexual se muestran muy precavidas, desconfiadas. Algo totalmente normal después del “colpo, y del choc posttraumatic” que han sufrido.

    Me aparté hasta el doble de la distancia inicial. En estos casos la distancia es muy importante. Dejar un mayor espacio vital en el que no se sientan tan inseguras y vulnerables les ayuda a hablar. Cogí una de las tumbonas en las que solían descansar o dormir los familiares que se quedaban cuidando a los pacientes en los H-12 porque son más bajas que las sillas y me senté frente a ella a más de metro y medio; de esa forma me situaba por debajo de la altura a la que estaban sus ojos y eso también suele aportar un plus de confianza.

    Ella seguía en silencio y ya no me miraba a los ojos. Ahora miraba mis rodillas.

    - Senioretta, not haste. Vos tranquillizar-se. Ahora el IANA se adaptaba mejor en las palabras, el acento seguía siendo erróneo aunque latino.

    En la nueva era se había elegido el Interlingua como la “lengua común de todos”, el IANA; por varios motivos: todos los ciudadanos procedentes de la Vieja Europa sur occidental lo entendían al oírlo y al leerlo, independientemente de sus experiencias formativas y culturales; lo mismo ocurría con todos los ciudadanos latinos procedentes de otros continentes; y la mayoría de los que conocían las lenguas británicas. Era fácil de aprender y no se adulteraba, no hasta el punto de hacerlo inútil, por el hecho de que cada cual le imprimiese al hablar una tendencia, un acento, una derivación de su lengua materna.

    En la misma época se decidió mantener el Inglés para todo aquello que tuviese que ver con la ciencia; sobre todo en los campos de la programación informática, por razones prácticas!! aunque desde ese momento era norma entre los programadores y desarrolladores de software añadir comentarios en IANA en el código fuente. Esto ayudaba mucho a los estudiantes procedentes de países o entornos con poco conocimiento del Inglés. Con el mismo objetivo, muchos científicos mandaban traducir sus documentos al IANA; y desde luego era la lengua de comunicación que usaban para la divulgación fuera de sus hangares. Más allá de sus círculos.

    La chica seguía mirando mis rodillas. Tenía que hacer algo que le diese más confianza. Algún gesto, quizá.

    Con la mano derecha levanté la manga de mi cazadora dejando al descubierto mi antebrazo izquierdo en el que se podía ver el tatuaje que mostraba al hombre de Vitrubio. Sí. En los primeros tiempos de la nueva era se decidió que ese dibujo de Leonardo sería el icono que identificaría a los jueces.

    No le impresionó. No conseguí gran cosa. Seguía callada.

    Algún que otro ciudadano usaba ese símbolo incluso tatuado. No era algo exclusivo. No estaba prohibido usarlo. Nada relacionado con la propia imagen estaba prohibido en el nuevo mundo!! Se entendía que formaba parte de la “libertad de expresión” y eso figuraba en la nueva DUDH. Pero ningún tatuaje se confundía con los nuestros. El círculo exterior estaba formado por símbolos. Una mezcla de jeroglíficos del antiguo Egipto, símbolos Amazigh, mayas, aztecas y runas procedentes de otros pueblos antiguos de Asia, Europa, las Américas, Australia y Nueva Zelanda. Ese círculo, esa aureola, no estaba tatuada. Era una marca de fuego hecha con un láser que se añadía sobre el tatuaje y ese “hierro” sólo lo tenían los hackers jueces. Nadie que hubiese visto una marca de fuego la confundiría con un tatuaje parecido.

    Ensayé otro gesto. Uno más excepcional. Y este si logró su objetivo.

    Con la mano izquierda levanté la manga que cubría el antebrazo derecho y ella pudo ver el otro símbolo: el antiguo icono de los que habíamos participado en la revolución que no fue, al lado de los jóvenes. Nos los habíamos hecho nosotros mismos y era como un juramento. No era una marca de láser... era una marca de hierro candente que mostraba una imagen de San Jorge matando al dragón.

    Al final de los viejos tiempos, durante la revolución que no ocurrió, esa quemadura, ese hierro, tenía un significado claro: si cualquier “agente del sistema” capturaba a alguno de nosotros tenía claro de que lado estábamos; sus jefes sabrían que éramos de los que habíamos quemado los barcos, que nuestro compromiso con “Chaos” incluía la vida y la muerte; y la muerte siempre llegaba.

    Una muerte... a veces rápida como una prueba de cien metros lisos y otras después de una tortura larga como una maratón.

        Una muerte que “buscábamos”. De alguna forma la buscábamos. Ellos, los otros; sabían que los pocos adultos y viejos que nos unimos a los jóvenes que crearon el sitio virtual y común al que llamaron “Megidorg”, donde se inició “Apocalypse” en 2018; considerábamos que cuando poníamos un pie en las calles, fuera de la precaria seguridad de nuestros hogares, de nuestras guaridas; ya estábamos muertos!! las posibilidades de regresar vivos eran mínimas. La relación, la diferencia numérica entre los “bandos” que circulaban por las calles durante el toque de queda que las autoridades establecieron, era abrumadora, de 2 a 8. Además, nosotros no usábamos armas de fuego!! En Megidorg se había decidido no usar aquellas armas que tanto se criticaron durante la etapa “pre-revolucionaria”: los años de la vergüenza, como se conocen ahora; los inmediatamente anteriores a 2018, aunque no hay consenso acerca de cuantos. Muchos dicen diez y otros muchos dicen veinte; pero no faltan quienes aseguran que cien!!. Decidimos recuperar el “honor de los antiguos, de los verdaderamente antiguos”: de los guerreros espartanos; de los cruzados; de los samuráis... se prefirió el cuerpo a cuerpo!! el olor de la sangre cubriendo las manos!! a veces cubriéndolo todo...

    Pero todo eso: lo que ocurrió entonces; cómo ocurrió; por qué ocurrió como ocurrió y no de otra forma, forma parte de un capítulo que aún no he escrito. De un capítulo que escribiré pronto. Sirvan estas explicaciones para que vuestras ilustrísimas entiendan el significado de este otro icono y por qué le se mostré.

    Se lo mostré porque tras su primera reacción sospeché que ella sabía que el agresor, el criminal era un magistrato y si era así, al ver que habían enviado a uno de los “viejos”; a uno de los “iniciadores”, se sentiría mejor, más confiada. Y así fue. Se emocionó, levantó la cabeza y una leve y fugaz sonrisa se dibujó en sus labios. Solo un instante. Luego dijo:

    - Sire io... not il es io... . Y rompió a llorar. Pero ahora lloraba con confianza, con ganas, como si estuviese acompañada por alguien de su círculo más íntimo.

    Sin embargo no había pronunciado su nombre y...qué quería decir con aquel: “yo... no soy yo...”??.

    Esperé a que el llanto relajase su mente y su cuerpo. Mientras revisé el mensaje. No había variado. Si hubiese ocurrido cualquier cambio se reflejaría en tiempo real. Pero nada había cambiado:

Ítem 0*

Juzgar: ciudadano Piotr, código 7&k$$d17.

Recoger pruebas y entrevistar víctima: H-12. Sector 8.

Contrastar DNA.

Localización provisional Sector 2. En movimiento.

Enviar sentencia para ejecución inmediata antes de 23:00h.

Inaplazable.


README:

Ampliación: instrucciones, recomendaciones, autorizaciones:

& Ultimar si opone resistencia.

    Seguía moviéndose por el sector 2. En cuanto hubiese contrastado la prueba iría hacia allí. Pero para eso necesitaba el nombre. El nombre de ella y su declaración formal; pero ella seguía mirándome con aquella expresión construida a partes iguales de ira contenida, desolación, impaciencia y dolor; la misma que yo no lograba comprender del todo. Lo único que tenía claro es que debía procurar que mi ocupación no aumentase el sufrimiento de la chica. Por eso cerré los ojos, incliné la cabeza y me concentré en el futuro inmediato. Mientras buena parte de mi cerebro se ocupaba de esas proyecciones; detrás de mi la cortina se aparto. Giré la cabeza y comprendí...

Entones si comprendí.

    Entró un médico que llevaba en una mano un objeto que era para mi y cogida de la otra mano una muchacha que si mi experiencia no fallaba, no tenía más de quince años ni menos de trece. Ahora, debido a las dificultades que había habido en los primeros años del nuevo mundo, con la alimentación; las adolescentes ya no se desarrollaban a edades tan tempranas como en el viejo mundo y su talla media había bajado. Aún así le chica que se desprendió suavemente de la mano del médico para sentarse y rodear con sus brazos el torso de la otra hembra, rondaba esa edad y comprendí que ella había sido la víctima.

    Pero no podía permitir que mis emociones nublasen mi juicio y no lo hice. Aún a costa de ofrecer una imagen demasiado fría.

    Me levanté y me acerqué al médico. Llevaba unas berillos conectadas al nano-implante; me levanté, me situé a su altura, a unos treinta centímetros y en unos segundos nuestros iris fueron reconocidos. En mi cristal izquierdo apareció su identificación, supe que en su cristal izquierdo se mostraba la mía porque me entregó el tubo de acero con un sello de silicona en el borde de la tapa.

    - io deber saper qualcosa altere; doctore??. Adapté el IANA un poco más al italiano porque en su identificación aparecía como nombre habitual Giuseppe y el real también era de origen italiano.

    - Nihil padrone tote es ibi, vasculo acierage. Gratia et justitia. Lo dijo sonriendo, muy cerca de la euforia... señalando al tubo metálico mientras miraba alternativamente a la chica alta y a mi. Después realizó una profunda inclinación de cabeza, y mirándome a los ojos dijo algo parecido a:

    - Judice Bento a le tue permission pro laborar??. Le mattina et benedicta. Le miré detenidamente. No era joven, pero tampoco tan viejo como para dirigirse a mi en aquellos términos. Muy respetuoso, sí, pero el uso del latín antiguo de “Gracia y Justicia” indicaban algo más que hacía tiempo que no escuchaba. Y nunca en boca de una persona tan joven. Quería regresar al trabajo porque la mañana estaba siendo dura, de mucho trabajo, y sin embargo añadía “bendita mañana”. Extraño. Decidí acompañarle a la puerta. Así daba tiempo a las dos chicas para que estuviesen solas y la mayor informase a la joven acerca de quien era yo. Todo sería menos duro después.

    - Excuse me doctore, per favore. Vos primarimente. Le cogí del brazo suavemente, casi cariñosamente y juntos traspasamos la cortina hacia la salida. Mientras la apartaba para franquearle el paso me despedí de Giuseppe:

    - Multe gratias doctore Giuseppe. Tempus Fugit. Gracie et Justitia per pusille puera. Sí; en alguna parte de mi memoria que ahora mismo no podía, no tenía tiempo de utilizar, estaban aquellas palabras que había pronunciado Giuseppe. Las había incluido en sus frases de forma premeditada como si estuviese feliz de poder pronunciarlas. Me conocía... y seguramente yo le conocía también. Estaba claro que el doctor estaba satisfecho con el trabajo que había hecho. Regresé con las chicas.

    - Excuse me Seniorettas, io parlar a chirurgo. Asintieron. Seguían cogidas de la mano y parecían relajadas. Me senté en la misma silla de antes y aunque ya no lo necesitaba, porque tenía el tubo de acero y “allí estaba todo” según había dicho Giuseppe y yo no lo dudaba, pregunté mirando a la más joven:

    - Senioretta, per favor, dicer me prenomine et nomine secunde??. La chica levantó levemente la cabeza para mirar a la de las largas pestañas, que le hizo un gesto de aprobación. Después se levantó dio dos pasos para cubrir la distancia que le separaba de mi, acercó sus labios a mi oreja y dijo: Alexandra y a continuación, como si fuese un apellido señorial, su verdadero nombre... cuando regresó al lado de la mujer del largo cabello negro, señalé el tuvo de acero y dije:

    - Senioretta Alexandra, docttore Giuseppe dicer me: tote es ibi, vasculo acierage. Señalé el tubo de acero y ella lo miró. Ninguna emoción afloró en la expresión de su rostro. Seguí con el procedimiento:

    - Non es obligate. Pronuncié. Y a continuación la frase en portugués que también aparecía en el cristal de mis berillos al lado del Interlingua:

    - mais se voçe quere dicerme calquera coisa, eu si teño a obrigaçao de escoita-la??. Alexandra me miró. Sonrió y dijo señalando primero su sexo y después su cabeza:

    - Docttore Giuseppe, reconstruido-me et promis-me vos... Gracie et Justitia. Dixo: Benedicto borrará il ricordo et dolore. Tardé unas décimas de segundo en salir de la hipnosis que causaba la muy dulce voz de Alexandra. Alargué mi mano izquierda con la palma hacia arriba. Ella alargó su mano derecha. La cogí, le di la vuelta y antes de que pudiese pestañear tenía mi Cruciante sobre su palma. No se asustó, no retiró la mano. Puse mi otra mano sobre el acero y dije:

    - Siñoriña, Bento revocar le promise-te. Gratia et Justitia. No era un gesto que yo tuviese habitualmente con las víctimas pero en este caso sentí que debía hacerlo. Era como decirle a Alexandra: “el doctor Giuseppe reconstruyó tu cuerpo con acero; este es el acero del Route que reconstruirá tu pensamiento, tócalo y tus indeseados deseos de venganza vendrán conmigo. Quien te hizo sufrir de esta forma, no tendrá oportunidad de repetirlo, te lo prometo”.

    Después Alexandra, ante la atenta mirada de su acompañante me regaló un relato oscuro y violento que en su voz sonaba como una canción de cuna cantada al lado de un ataúd. Anoté los detalles menos habituales para reflejarlos en la sentencia.

A nosotros no nos está permitido olvidar!!.

    Me despedí de las hembras y salí en busca de Piotr.

    Eran las 10:07h. cuando la luz exterior cayendo con fuerza sobre el hangar 12 del sector 8 me obligó a mirar directamente a la estrella para que mis berillos se oscurecieran más y más rápido. Caminé despacio hacia la moto. La puse en marcha y la dejé ronroneando mientras me ponía el casco. Monté y aceleré. Mis manos sabían hacia donde girar en cada momento siguiendo las indicaciones del mapa de situación que estaba en el cristal izquierdo de los berillos ahora oscuras. Me dirigía al hangar 33 del sector 2 para contrastar el DNA de Piotr antes de buscarle, juzgarle y sentenciarle.

    Quería estar lo más cerca posible de Piotr cuando los hackers de la DNADB me confirmaran que las muestras del fluidos, tejidos y cabellos que contenía el tubo de acero, correspondían sin duda con los de el ex-aspirante. El material recogido en el lugar de los hechos era más que suficiente. Había saliva, semen, algunos cabellos y piel que se había recuperado de las uñas de Alexandra. Hoy en día se pueden recoger muestras de DNA de muchos otros elementos corporales, incluido el aliento!! y se necesita muy poca cantidad para reproducir una cadena de ácido. La ciencia acorrala a los criminales. A los pocos que quedaban y a los que iban surgiendo: “el crimen es una excepción en Chaos”.

    Seguíamos siendo los humanos con nuestras emociones, con nuestro tedio y nuestra falta de compromiso, los que precipitábamos decisiones erróneas. Y las de mantener a Wolf como aspirante durante tantos años habían sido una sucesión de malas decisiones en las que habían intervenido varios jueces viejos. Errores en la percepción del carácter de este ciudadano que yo nunca hubiese cometido. Y no porque fuese más listo o tuviese más experiencia que los viejos colegas que habían valorado sus sentencias; sino porque yo daba más importancia al “cómo se juzgaba, a los métodos que utilizaban los aspirantes, a la forma en como interactuaban con los ciudadanos, a las expresiones que usaban al escribir sus sentencias” y sobre todo a lo que me dictaba mi intuición!!

    Si un novato hacía algo que erizaba los cabellos de mi nuca... o simplemente no hacía nada pero no podía confiarme en su presencia, trabajar sin tener en cuenta que estaban conmigo; nunca pasaría la valoración. Por eso yo tenía tan mala fama entre un grupo de aspirantes que por motivos que siempre me han intrigado informaban a otros novatos y les daban una especie de pésame cuando se enteraban de que en el sorteo les había tocado trabajar con Bento o ser valorado por Bento.

    Por el mismo motivo me disgustaba que un ayudante al que yo había valorado positivamente el año que pasaba bajo mi tutela, presumiese de ello como si hubiese logrado una hazaña. Había pasado en pocas ocasiones y de esos, los que la suerte quiso que volvieran a mi lado; lo tuvieron muy difícil!!

Corregir, cambiar, mejorar el carácter de un humano más allá de los veinte años es casi imposible. Y el “casi” sólo ocurre cuando el aspirante pasa por situaciones muy traumáticas”.

    Wolf jamás hubiese seguido en el hangar 33 si hubiese pasado uno de sus primeros años conmigo. Esto no quiere decir que se hubiese evitado el enorme error, el crimen que según todas las evidencias... acababa de cometer. No, pero es seguro que no se hubiese prevalido de la autoridad que le otorgaba el ser magistrato . Y lo había hecho. Se había aprovechado de su imagen pública; de la rectitud, de la ética que se le suponía a todos aquellos que lograban entrar en un hangar 33 para ser formados como jueces. Y para mi este hecho constituía una mancha que se extendía más allá de su penúltimo error. Yo estaba seguro de que cometería más...

    Llegué al hangar 18 del sector 2 a las 10:33h. Exactamente. Dejé la moto a la sombra de las acacias, más alejada del centro científico que la pequeña zona de aparcamiento pero merecía la pena el paseo. Me dirigí a la entrada con el tubo de acero como único equipaje. Allí podía dejar la mochila y el casco en la moto. Nadie tocaría nada. Por el camino encendí un cigarrillo. Me encantaba fumar mientras caminaba despacio bajo de las hojas de los árboles. Amo los árboles.

    Me encantaban los centros de investigación y los H-18. En todos había árboles. En todos había pequeñas plantaciones de cereales, de lúpulo y otras variedades de cannabinaceas, entre las que no faltaban hermosas hembras de marihuana. Había invernaderos donde se experimentaban nuevos injertos de estevia, tejo, sauce y otras variedades que se querían modificar con métodos genéticos no artificiales, usando el viejo método, el “método lento”.

    Siempre obtenía algún beneficio de mis frecuentes visitas a los H-18. Tanto los científicos como los estudiantes sabían de mi afición por la ciencia, por toda la ciencia; por lo natural, por lo auténtico y de mi respeto por el esfuerzo prolongado en el tiempo, y a menudo recompensaban el entusiasmo con el que defendía su trabajo con pequeños y a veces raros obsequios.

    Las acacias frenaban el suave viento que soplaba en una mañana de octubre haciéndolo circular entres sus ramas y sus hojas, como forzándolo a recorrer un caótico laberinto. La brisa acariciaba las hojas y dejaba en ellas parte de la fina arena sahariana que transportaba. Ese era el intercambio en las horas que brillaba nuestra estrella. En el crepúsculo la humedad subía. A veces, cuando la brisa seguía soplando en la oscuridad era una humedad salada que olía a mar; otras era una humedad dulce que llegaba de un cielo sin nubes y tanto una como la otra desprendían casi toda la arena que se había depositado en las hojas. Eso era lo que me contaban mientras caminaba bajo su protección. Sí, se podía escuchar el habla de los árboles prestando atención al su sonido, con fe. Sigo sintiendo agradables sensaciones en compañía de los árboles y creo que ellos lo notan!!. También puede que se trata de una obsesión, de una locura; de mi locura. Una locura tan personal como inocua.

    Miré el edificio desde abajo. No es que fuese muy alto. Algunos si lo eran; los que albergaban telescopios. Pero este era de los medianos y uno de los más bellos y prácticos que yo conocía. Encima de la puerta principal lucía el icono de los científicos: dos círculos concéntricos hechos con fórmulas matemáticas, entre las que siempre intentaba encontrar la de la relatividad general de Einstein, dos círculos que representaban a los dos aceleradores de partículas que en la segunda década de los 2000, uno en el Fermilab de los EEUU y otro en el CERN de la vieja Europa; los que lograron demostrar que Higgs tenía razón. Por cierto, ahora tenemos muchos “cern” uno en cada H-18!!. Dentro de los círculos había otros símbolos y parte de una frase atribuida a Stephen Hawking:

el cosmos no necesita dioses!!”


#Entratas:

IANA: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Siglas de: Interlingua de la Nueva Era.

IANA: Idioma de uso común entre los habitantes de Chaos. Idioma que se usan personas de lenguas maternas diferentes para entenderse a nivel común, primario. Lengua “romance” del nuevo mundo.

Cosmos: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Sistema ordenado o armonioso. Antítesis del caos. Sinónimo de Universo.

IANA: Según la definición de Baruch Spinoza.

Higgs: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Petter Higgs; físico británioco que en los años 60 del siglo XX  propuso la existencia del bosón de Giggs explicando la masa de las partículas elementales. El bosón de Giggs, conocida como "la partícula de Dios" se descubrió en julio de 2012.

IANA: Un ejemplo

Hawking: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Físico Teórico, Cosmólogo y sobre todo: divulgador científico. Predijo que los agujeros negros emitían radiación.

 IANA: Otro ejemplo

colpo: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Golpe

IANA: Golpe. Agresión. Golpe de mano. Robo muy elaborado

Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 7º)

publicado a la‎(s)‎ 10 dic. 2013 9:14 por Xurxo G. G.

                                                                     Inocentes contradicciones (autor original)

A DNADB (la DNADB)


    “La basura no se almacena, se recicla o regresa al origen...” ese fue el pensamiento que me despertó. Era muy de madrugada. Intenté volver a dormir pero no lo conseguí. Tampoco conseguí despejarme del todo, despertar. Puse agua al fuego para cocer café; era un producto escaso y cuando se acababa el que incluía el salario conseguir más era costoso, pero para mi no era un problema porque tomaba poco y solo por las mañanas, después del mediodía tomaba té con leche. Té con crema de leche. Té con nata. Té verde con cualquier cosa que le aportase algo de calcio. Mientras ponía sobre un filtro de tela una cucharada de café molido y dos de edulcorante, mi cerebro luchaba por apartar esa frase sin conseguirlo.

    Creí que era debido al asunto que tuve que solucionar ayer. Al asunto de Wolf. No es agradable ejecutar una sentencia que ha sido dictada sobre un aspirante con tantos años de formación y experiencia. Este tipo de situaciones no eran ni mucho menos habituales. Significaban mucho mas de lo que parecía y solo una buena, la propia ejecución. Aquella excepción significaba a poco que se analizase que los jueces viejos que habían valorado los seis años anteriores no pusieron toda la atención que debían o se dejaron llevar por la rutina o algo peor...

    La rutina sigue siendo uno de los males de este tiempo, el aburrimiento, la ansiedad y las depresiones no son los detonantes de la mayoría de los delitos, pero si el motivo último o si se quiere entender bien el punto de partida de la mayoría de los delitos y por tanto de las sentencias; además de viejas lacras con vocación de endémicas como el uso abusivo del alcohol, algunas drogas caseras, y sobre todo el sentimiento de posesión, de propiedad sobre otros humanos que muchos seguían alimentando de forma errónea y patológica, y la falta de contacto con otros humanos.

Sí, “el desamor, el abandono y la pena siguen existiendo” y esos son, como han sido siempre, los mayores obstáculos en el camino de la felicidad y de la vida.

    El nuevo “no sistema” ha logrado acabar con las luchas por el poder, por el dinero, por las posesiones; pero no ha logrado eliminar los sentimientos y las emociones que llevaban a los humanos a perseguir la posesión. A acumular cosas!! a coleccionar cosas, a veces cosas inútiles. Y entre las posesiones que más perseguían muchos la más común era la posesión de otros seres humanos!! no se trataba de esclavitud, claro, eso no tendría sentido.

“Se trataba más bien de la posesión de la voluntad de otros”.

    Algo que siempre ha proporcionado a los humanos que persiguen la sumisión de otros humanos, un placer oculto. Un placer que muchos no entendemos, porque no lo sentimos. A veces... para algunos humanos, el ejercicio del poder es un placer; y cuando resulta placentero, engancha; y cuando engancha siempre es pernicioso. Ese tipo de placer suele arrastrar a quien lo disfruta hacia destinos sin billete de vuelta; casi siempre más tarde que a sus víctimas, desgraciadamente.

    No suele haber billete de vuelta para los trastornos emocionales. Y siguen ahí a pesar de los millones de pastillas que se usan para controlarlos.

    Resultó que no era debido al recuerdo que mi cerebro se negaba a poner aquel episodio en la estantería de “terminado”. Era más bien una premonición. Una intuición. Pero en ese momento no lo sentí así.

    Puse la jarrita de café en la mesa para que se enfriara un poco mientras me frotaba la piel con agua de tomillo y me ponía un poco de aceite de Argán en las arrugas más profundas. Desplazarme en moto no ayudaba a mantener hidratada la piel de mi rostro, la única que me importaba. Me importaba mi aspecto, sí. Supongo que era una de las pocas costumbres del pasado que mantenía: estar limpio y oler bien, siempre!! Lo consideraba una norma de cortesía y amor hacia los otros. Cualquier ciudadano que ha de estar casi permanentemente en presencia de otros atendiéndoles, enseñándoles, curándoles; debiera respetar esta norma. Más, los que por motivo de nuestra ocupación nos vemos en la circunstancia de imponer nuestra presencia. Es decir, a los ciudadanos que venían a nuestra presencia, nadie les preguntaba si querían venir; simplemente se les comunicaba que se presentasen o se les anunciaba nuestra presencia y era una de las pocas cosas a las que no podían negarse. Ese era uno de los últimos párrafos del Route!! y delante tenía muy pocos. Así son nuestras leyes si es que pueden llamarse leyes.

    Me senté y llevé la jarrita a los labios. Todavía estaba demasiado caliente. Introduje la clave de mi artilugio de navegación. No en el que llevaba implantado cerca de la nuca, ese se despertaría solo cuando llegase el horario de trabajo, a las 08:00h. sino del otro, del que llevaba el mismo sello que el tatuaje que tenía en mi antebrazo no el del izquierdo, sino en el derecho... era mi tableta personal. Consulté mis existencias: 11 baterías cargadas, cuatro baterías cargando, dos latas de aditivo para motores de nafta, dos llantas con neumáticos traseros en buen estado y dos delanteras con neumáticos a medio uso; poco vodka patatero, nada de carne fresca, algo de carne curada, tocino suficiente, judías para el resto del trimestre, lentejas para tres semanas, poco pescado salado, algunas patatas, mucho arroz, dos huevos de gallina, tabaco para el resto del año, un repollo morado, dos cajas pequeñas de nueces peladas, una de cacahuetes tostados, ninguna de almendras tostadas, casi medio kilo de edulcorante de Estevia, la misma cantidad de sal, un manojo de romero, otro de tomillo, otro de cogollos de marihuana y nada de fruta...

    Todos los días reservaba unos minutos para actualizar y cumplimentar mi inventario. Lo hacía por tres motivos: el primero era estar al día de lo que tenía y recordar los intercambios y compras que debía realizar si se presentaba la ocasión; el segundo era asegurarme de no tener que tirar nada, no me perdonaría tirar algo de comida, y deshacerme de todo aquello que no fuese a consumir o no necesitase. Cambiarlo lo antes posible para que no se estropease y sirviese a otras personas. Y el más importante; que todas mis posesiones quepan en la parrilla de mi moto y eventualmente en un pequeño remolque que se engancha a la parte trasera.

La libertad para mi no esta completa si no puedo llevarme conmigo “mi hogar” a donde quiera que decida trasladarme o si tengo que ausentarme del sector 7 por más de dos semanas.

    Ahora ya podía meterme un chute mañanero de café dulce. Estaba a la temperatura adecuada, tibio. Acerqué la jarrita a los labios y bebí pausadamente. A pequeños sorbos, con placer. Dejando que el bebedizo descendiese hasta mi estómago proporcionándome esa sensación de calidez tan bienvenida en las mañanas de otoño en el desierto.

    Cuando la jarrita no dio más de si la limpié con un trozo de papel higiénico y encendí el primer cigarrillo del día. Con la misma llama quemé el trozo de papel que acababa de utilizar. Reciclar, reciclar, no dejar más huella que la de las pisadas en la arena; el viento se encargará de borrarlas. Me hubiese gustado tener un Camel de los de ayer pero tuve que conformarme con un Philips Morris. Aspiré el humo profundamente y lo expulsé de inmediato. El humo pasó a través de los tenues rayos de luz que lograban atravesar la mosquitera y formó figuras imposibles que solo duraron unos segundos las que más. Pensé en lo que tenía que hacer y en lo que quería hacer. La ocupación y la devoción. Una forma de despertar el cerebro sin sobresaltos.

    Nada podía planificar hasta que no recibiese las comunicaciones sobre mi ocupación para las siguientes 4h. Las primeras del día. La ocupación, las horas de ocupación son otra forma de hablar o de dividir el día, nada que ver con la realidad, que en mi caso es el tiempo que acabo dedicándole a diario. El tiempo de ocupación pública acaba cuando todos los ítem hayan sido completados. Después de eso llegaban las horas de devoción; pero los jueces, como otros humanos con ocupaciones públicas, podíamos ser interrumpidos en esas horas... requeridos para una ampliación de las horas de ocupación por causas urgentes. Ítem inaplazables.

    Al acabar el cigarrillo, me puse el cinto con tachuelas, saqué el Cruciante de su funda de latón, lo miré unos segundos: que magnífico artilugio, pensé. Tan duro, tan tenaz, tan brillante, tan noble, una obra de arte y un arma temible. Veintitrés centímetros de hoja de un espesor de siete milímetros a lo largo de la parte central con doble filo a los lados; y doce más que se ocultaban en la empuñadura de un polímero muy parecido al caucho en el que iban incrustados algunos chips y cubierto por una capa de bronce colado tras un guardamanos del mismo metal que la hoja. Lo introduje de nuevo en la funda. Metí en mi mochila un puñado de uvas pasas, higos secos y un diminuto trozo de chocolate.

    En ese momento sentí un pequeño tirón detrás de la oreja izquierda. El celular incluido en el nano-implante se conectaba, ni siquiera cambiaba la temperatura pero los viejos, los que habíamos recibido el implante bastante después de los treinta años, siempre notábamos aquella presencia, aquel cuerpo extraño. Me puse los berillos, se conectaron de inmediato al módulo implantado y leí el primer ítem; era “urgente”. Lo raro es que los primeros ítem del día no fuesen urgentes!!

Ítem 0*

Juzgar: ciudadano Piotr, código 7&k$$d17.

Recoger pruebas y entrevistar víctima: H-12. Sector 8.

Contrastar DNA.

Localización provisional Sector 2. En movimiento.

Enviar sentencia para ejecución inmediata antes de 23:00h.

Inaplazable.

README:

Ampliación: instrucciones, recomendaciones, autorizaciones:

& Ultimar si opone resistencia.

    - Joder!!. Se me escapó una exclamación destinada a sosegarme un poco. Hangar 12... un hospital; sector 8; Piotr... un nombre que recordaba. Tenía que ser alguien que se relacionase conmigo al menos de forma esporádica.

    Si recordaba un nombre real era porque lo había leído antes y eso ocurría cuando juzgaba a algún ciudadano. Pero era poco probable que un ciudadano al que yo hubiese juzgado estuviese vivo y casi imposible que cometiese otro delito!!

    No... no podía ser nadie a quien yo hubiese juzgado antes. Tenía que ser alguien de mi círculo más próximo. Un amigo?? No. No era posible. O yo no quería que fuese posible.

    & Ultimar si opone resistencia”... esta ampliación como todas las que llevan delante el símbolo “&” es una autorización, una ampliación de la licencia básica. Significa que se autoriza al judice para eliminar al individuo en determinadas circunstancias: en este caso “...si opone resistencia”. Es decir, si el ciudadano Piotr se opone a recibir juicio y sentencia o si intenta huir para eludir la ocupación del juez, este puede matarle allí mismo. En ese momento!! Y no es lo mismo que si la ampliación dijese: “& Ultimar si responde, se defiende o ataca”; que suele ser la ampliación más habitual cuando se trata de ciudadanos con “conocimientos o medios o las dos cosas para realizar ese tipo de acciones, y han de ser juzgados por un delito con violencia”.

    & Ultimar si opone resistencia” es más definitiva; se autoriza en pocas ocasiones. Pero en Chaos nada es casualidad. El tal Piotr debía haber hecho algo muy grave; pero además se le considera: violento, con medios o conocimientos de defensa y/o evasión/ocultación y... o ha sido juzgado antes o es un sindico!! En todo caso alguien que desempeña alguna ocupación con licencias ampliadas: médico, cirujano, farmacéutico, científico, técnico especializado en implantes.

    - Relájate Bento, coño!! me dije a mi mismo mientras recogía el casco y los berillos de sol de camino a la salida delantera. A quien conozco en el sector 8?? aunque no tiene por que vivir allí, claro, pero los delitos suelen cometerse donde uno pasa la mayor parte de su tiempo y los medios de transporte son ahora un 8% de los que eran a finales del siglo pasado. La mayoría de ciudadanos no usa vehículos rápidos. Por tanto: “el sector es el lugar donde un ciudadano tiene a sus amigos y a sus enemigos”.

    Salí al exterior. La luz de la estrella ya había ganado fuerza. Coloqué la mochila en la parrilla tras la parte trasera del asiento, el casco en el manillar, la llave en el contacto, arranqué la moto y la dejé ronroneando; me gusta que el motor caliente un poco antes de hacerlo trabajar fuerte.

    Retrocedí hasta la puerta. Comprobé que la había cerrado bien y coloqué los señuelos que a la vuelta me indicarían si alguien había entrado o intentado entrar en mi guarida. Volví a la moto, acomodé mi cuerpo sobre el asiento, me puse el casco, corregí la postura de los berillos para que no tocasen la pantalla del casco ni me hiciesen daño en las orejas, esperé a que ajustasen el filtro a la luz exterior y miré al frente, un poco hacia el cielo para que los cristales orgánicos se oscureciesen más de lo necesario, la luz me molestaba más cuando no había dormido bien.

Un rayo de luz golpeó mis ojos. Bajé la pantalla del casco y recordé algo: Piotr... Piotr... Claro!! Piotr era Wolf. Anoche mismo había leído ese nombre y había reenviado la valoración ejecutada y firmada.

    - Joder!!. Que había hecho?? y lo que más me preocupaba, lo que fuese que hubiese hecho, ocurrió antes o después de reunirse conmigo??

    Wolf... Piotr... un ex-aspirante, un magistrato. Se le supone un mayor conocimiento del Route, se le atribuyen medios o conocimientos de defensa y/o evasión/ocultación.

    Un mayor conocimiento del Route por razón de formación para ocupación pública supone una “especial obligación de cumplimiento, de lealtad hacia sus versos, hacia la ética que destilan sus palabras y su espíritu”. De ahí dimana una ampliación “&” tan dura y terminante como: “& Ultimar si opone resistencia”. Pero nunca es casual, gratuita, vengativa, es un prejuicio sí; pero un prejuicio con justificación aplicado, sobre alguien que ha cometido un acto criminal después de siete años de ocupación pública como magistrato!!

    Salí hacia el H-12 del sector 8 como una exhalación. Lo que me esperaba allí no me iba a gustar. Lo sabía. Pero no intuí hasta que punto no me iba a gustar.

    El sector 8 no quedaba precisamente al lado del sector 7, no eran correlativos. Creo que los urbanistas que diseñaron el nuevo sistema de localización fueron víctimas de los prejuicios del principio de la nueva era. Uno de ellos era:

huir del orden, el orden es un ingrediente del control, el orden es contrario a la libertad, El orden era la obsesión de los antiguos dictadores y sus perros guardianes, el orden era la excusa que usaban para reprimir a la ciudadanía”.

    Pero aún siendo cierto todo eso, también lo era que los prejuicios existían en los mismos tiempos y también eran perjudiciales. El objetivo era:

    Que no pareciese que seguían un orden, numeraron los sectores de forma aleatoria. Para las computadoras que se encargaban del sistema de localización no era un problema y los humanos tenían la sensación de “caos”. Una sensación que les encantaba. A mi también si he de ser sincero.

    Mientras recorría las calles o lo que quedaba de ellas, la mayoría eran pistas de arena bien mantenidas; iba mirando las pantallas led que cubrían las fachadas de todos los edificios grandes que aún se mantenían en pie y las que estaban sobre postes en los parajes en los que no había edificaciones. No aparecía nada acerca de mi asunto.

    El Ítem 0* decía: Localización provisional Sector 2. En movimiento. Es decir Piotr no estaba en su sector. Algo normal teniendo en cuenta que hacía solo unas horas que había perdido su ocupación. Algo habitual en los aspirantes que pierden la oportunidad: largarse a vivir a otro sector, a otra ciudad, a otra región de la vieja Europa. El mensaje decía que estaba en movimiento pero no que estaba huyendo, así que si huía lo hacía muy bien. Si los hackers, nuestros hackers supiesen o intuyesen que huía su imagen junto a su nombre habitual aparecería de forma intermitente en las pantallas led como un bonito spot publicitario en que dependiendo del delito que hubiese cometido, este dato aparecería de forma escueta bajo el rótulo: “buscado por...”.

    No tenía spot publicitario. Aún... esto significaba que no estaba huyendo. Y si no estaba huyendo podía ser por dos motivos: no sabía que se le buscaba para ser juzgado o si lo sabía y estaba preparándose para “recibir al judice”. Esto último no era buena cosa porque Piotr había sido aspirante hasta ayer y conocía la mayoría de los protocolos y procedimientos que los jueces utilizaban.

    Probablemente por este segundo motivo me habían adjudicado el procedimiento a mi. No solo porque ayer mismo había puesto un muro infranqueable entre él y su futuro en el H-33 y estaba claro que no iba a convencerme ni sobornarme; sino porque los viejos jueces, los que vivimos en aquel tiempo que algunos quieren olvidar, a veces no seguimos los protocolos habituales o los seguimos pero por otros caminos. Dicen que somos desconfiados en exceso...

    Y puede que estén en lo cierto.

    Pero así son las cosas en la nueva era.

    Aparqué la moto al lado de la entrada de urgencias en el hangar 12 del sector 8. No había casi movimiento. Solo el propio del cambio de turno. Los que habían trabajado en el “segundo turno de noche” iban abandonando el hangar con calma después de haber informado a los que comenzaban el “primer turno de la mañana”.

    Creo que es el momento de añadir que los turnos de ocupación en la Sanidad, la Educación y otras tareas públicas, además de las que incluyen la extracción o manipulación de productos químicos potencialmente tóxicos en ciertas concentraciones; las que precisan de preparación previa, formación continua, periodos de relajación posterior, que son todas las que requieren de una “implicación emocional por parte de los ciudadanos que las desempeñan”; son ahora de “cuatro horas!!”. Es decir seis turnos de cuatro horas en las 24h.

    Eso decidieron los síndicos. Y se fue implantando paulatinamente. No solo en beneficio de los profesionales que desempeñan este tipo de tareas y sus receptores; sino porque fue la única forma que se planeó para que cuando creciese la población activa, que ahora comienza a los 12 años porque el estudio se considera una ocupación productiva; hubiese ocupaciones para TODOS. La población crece a un ritmo más lento del esperado!! por eso no se aplican los mismos horarios a todas las ocupaciones.

    Muchos aún seguimos dedicando ocho horas y algunos días más. En ocasiones dedicamos el tiempo necesario para que una determinada tarea quede finalizada.

    Entré y de camino a lo que en los antiguos hospitales se conocía como “recepción” y que ahora era una estancia en la que había pantallas informativas, pantallas parlantes, máquinas de café, té, agua, zumos y gente esperando o descansando; me quité el casco y dejé que los cristales orgánicos de los berillos se fuesen adaptando a la luz led del interior.

    Me acerqué a una de las pantallas parlantes. La gente me iba dejando espacio vital al tiempo que caminaba y también al lado de las pantallas. Todos reconocían aquel cinto con tachuelas de bronce y sobre todo aquella funda y el escudo de la empuñadura. No se apartaban porque tuviesen miedo de mi, de la presencia de un judice. En el nuevo mundo a los jueces no se les venera, ni a su vestimenta; pero todos hacen lo posible por facilitar su trabajo. Se apartan como se apartarían ante el paso de un vehículo sanitario. La presencia de un judice en una zona hospitalaria puede ser por dos motivos: visita a una víctima o recoge fluidos y tejidos para contrastar DNA. En todo caso, los ciudadanos saben que ha ocurrido algo grave y a todos les gustaría que se actuase rápido de ser ellos las víctimas. Solo unos pocos, los más ancianos, hacían un gesto de saludo o una leve reverencia al estilo japonés que yo devolvía con la obligada cortesía.

    La pantalla reconoció mis iris de inmediato y en mis berillos apareció el plano que me guiaría hasta la estancia donde estaba la víctima. Seguí las indicaciones caminando despacio por los pasillos. Apartándome ante el paso de camillas o sillas de ruedas. Los pasillos eran amplios pero tanto las camillas como las sillas de ruedas circulaban solas, guiadas por un sistema automático y no era aconsejable ni adecuado acercarse a ellas porque a cierta distancia se detenían. Si la posibilidad colisionar o de lesionar a un humano en movimiento o parado o al que transportaban coincidía con sus niveles de alerta programados, se paraban todas las que pudiesen verse implicadas y no continuaban hasta que el obstáculo ya no estaba.


#Entratas:

Berilos: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Gafas

IANA: Gafas que se conectan de forma automática con los "nano-implantes" y con muchos otros dispositivos digitales repartidos por todo el territorio de Chaos. Reciben órdenes de sus portadores y ejecutan acciones muy avanzadas.

Ítem: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Entrada, anotación.

IANA: Cada uno de los puntos completos de una ocupación concreta. Entrada de la agenda diaria. Algo de lo que hay que encargarse de inmediato.

Piotr: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Nombre propio.

IANA: Nombre real de un aspirante, conocido como Wolf que ejerció en Chaos durante los primeros años de la Nueva Era y no alcanzó la ocupación de judice. Fue retirado por el judice Bento.

Bento: literal, morfológico: IA (Interlingua) . Sb . Nombre propio.

IANA: yo... el que subscribe... un amante de la historia...

Judice que ejerció en Chaos desde el principio de la Nueva Era. Uno de los pocos jueces que vivió los acontecimientos de los últimos años de los viejos tiempos; que participó en la creación y mantenimiento del sitio www.megido.org y luego en Apocalypse.


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 6º)

publicado a la‎(s)‎ 10 dic. 2013 8:48 por Xurxo G. G.   [ actualizado el 10 dic. 2013 8:52 ]

                                                                      El nombre de la belleza (autor original)

A libro del nomine (El “libro” de los nombres)

    Así están las cosas. En cuanto cerré de nuevo la verja y eché la mosquitera regresé a la mesa de cristal y retiré los vasos y la garrafa. Moví la mesa, levanté una de las feas baldosas que antes estaba debajo de una de las patas y en el negro hueco que había debajo dejé caer el cinto de las tachuelas de bronce y el acero con el sello en la empuñadura. Mi ayudante lo recogería por la mañana y lo llevaría al hangar 33, que era el lugar donde se examinaba y se instruía a los aspirantes. Después me senté frente a mi computadora portátil que en raras ocasiones salía de mi guarida y abrí el correo electrónico en el que tenía que poner mi nombre. Mi nombre... mi verdadero nombre...

    Ahora he de explicar algo sobre los nombres. Es importante. En el transcurso de la revolución que nunca ocurrió, los síndicos y sus seguidores consiguieron borrar todos los nombres!! toda la información que el estado del viejo reino tenía sobre los ciudadanos; que era mucha.

    Sobre todo la información que se guardaba en los ficheros de los múltiples cuerpos policiales, en los de las fenecidas: Seguridad Social, Agencia Tributaria, Gobiernos Civiles, y Ejército. Pero también la que se custodiaban en el CNI y otros centros de poder. Finalmente, cuando las cárceles se convirtieron en granjas, invernaderos y centros de recuperación para drogodependientes, que funcionaron durante los primeros años del nuevo orden, se quemaron también las fichas y bases de datos en los que figuraban los condenados y los presos preventivos.

Todos partiríamos de cero en el Nuevo Mundo!! Comenzó la nueva era en la que existimos ahora.

    El viejo cuerpo judicial no se libró del repudio de la ciudadanía y solo algunos viejos magistrados, sobre todo magistradas, aceptaron formar parte del grupo que elaboraría los nuevos: “Código Penal, Código Civil, Código Mercantil...”, como consejeros. Casi ninguno siguió en la “judicatura” después de la aprobación del Route: este es el nombre del nuevo texto que es a la vez, constitución, dudh, código penal, tratado de ética y registro de “jurisprudencia”. En realidad no hubo judicatura después. No como se conocía hasta ese momento. Poco más de dos docenas de las magistradas de entonces ejercen como Judices a día de hoy!!

    Sobre el destino del resto de magistrados, jueces, fiscales... hablaremos cuando sea el momento de abordar ese asunto. No es fácil explicar lo que ocurrió. Lo importante ahora es anotar que las bases de datos del antiguo Ministerio de Justicia fueron borradas y que todo lo que aún estaba en papel se quemó.

    Lo que se perseguía era que “nadie pudiese tener acceso a datos personales de otros ciudadanos; que nadie tuviese que cargar con el peso de su pasado; que todos pudiésemos recomenzar una nueva vida en un nuevo mundo. En el nuevo “no sistema” que no tendría más reglas, obligaciones, derechos y doctrinas que las que figuraban en el Route y la conciencia de cada cual”.

    Se consideró que la propia conciencia era la mejor guía de conducta para los que tenían conciencia y se admitieron algunos textos como guías de ética, no obligatorias: la Ética de Spinoza y las Meditaciones de Marco Aurelio; pero ese es otro asunto del que hablaremos cuando llegue el momento de abordarlo.

    En los comienzos del Nuevo Mundo, de la nueva era, cada cual hubo de escoger un nombre nuevo, el que quisiese, el que más le gustase. Todos los humanos que tuviesen 12 años o más escogieron un nuevo nombre. Las madres, los padres, los abuelos o en su ausencia quienes estuviesen a cargo de un menor, tuvieron que darles nuevos nombres que eran provisionales hasta los 12 años, aunque la mayoría los usaba después como seudónimo por motivos prácticos. Este era el nombre por el que unos ciudadanos conocían a otros ciudadanos.

Se consideró que a los 12 años todos los humanos tenían “conciencia propia”. Lo que en el viejo mundo se llamaba “uso de razón” y en ese punto se estableció la mayoría de edad. A partir de esa edad los padres o en su caso los tutores no tenían ninguna responsabilidad sobre las conductas de sus hijos. Todo ser humano que tuviese 12 años o más era responsable de sus actos y libre. Absolutamente libre!!

    Para garantizar la identificación inequívoca de todos los ciudadanos del Nuevo Mundo se decidió que habría dos únicas bases de datos totalmente separadas en las que todos habían de figurar o no serían considerados “vivos”. En una de ellas figuraría su nombre; su nombre real más un código encriptado. Ese nombre era el que cada cual elegía a los doce años y era aconsejable mantenerlo en secreto. Todos usábamos un nombre ficticio, un seudónimo, un mote.

    Todos guardábamos celosamente nuestro nombre real. El nombre real solo era necesario para media docena de situaciones... La base de datos que guardaba los nombres reales de todos la custodiaban los síndicos. Más bien los Hackers síndicos y nadie sabía la ubicación física real de las computadoras que tenían esa base de datos en sus discos duros. Corría el rumor de que nunca estaban en el mismo lugar y, al menos el concepto, era la base que sustentaba esa información y era cierto.

    La otra base de datos contenía y contiene muestras de DNA de todos los ciudadanos y un código encriptado que ha de coincidir con el código del “libro de los nombres”. Se tomaron y se toman muestras de DNA de todos los ciudadanos al alcanzar los 12 años. Antes de esa edad no eran ni son responsables y lo cierto es que solo un 20% de los nacidos alcanza la edad de la conciencia... La base de datos de DNA la custodian los Judices. En realidad los hackers que tienen como única ocupación manejar los datos que han de tener a su disposición los Judices.

    Estos ciudadanos también son síndicos y recibieron la misma formación, entrenamiento y evaluación que los magistratos y muchos de ellos son jueces. Al igual que la DB de los nombres nadie sabe ahora mismo cual es la ubicación física real de esos soportes de datos. Corre el rumor de que cada día estaba en un lugar diferente y en este caso, puedo dar fe de que es cierto. Es más, debido a los problemas con el suministro eléctrico algunos días está en un lugar por la mañana y en otro a mediodía.

    Antes de que alguien sea puesto en la lista de sentencias que cada día a las 00:00h comienza a aparecer en los celulares, implantados o no, de todos los Judices; los “hackers jueces” cruzan los datos que contiene el DNA de “todos” los ciudadanos con la base de datos de nombres que guardan los hackers síndicos y una vez constatada la identificación sin lugar a dudas; añaden el nombre real del sentenciado y un código que señala cual es la sentencia, el nombre real del magistrato o Judice que la ha dictado y el nombre real del Judice que ha de ejecutarla. Y toman las precauciones necesarias; por ejemplo: el Judice que debe ejecutar la sentencia nunca puede ser el mismo que la dictó.

    Cuando un Judice ejecuta una sentencia devuelve la notificación en la que debe escribir su nombre real y un código que solo conocen los jueces con poder para ejecutar. Ese código es individual y se está cambiando de forma aleatoria con una frecuencia también aleatoria; lo envían los hackers jueces en otra notificación a cualquier hora del día o varias veces al día; como la indicación de cual de ellos se debe utilizar en cada momento.

    Y eso es lo que estoy mirando ahora mismo. Una vez que localizo el código lo copio en la parte inferior de la notificación, junto a mi nombre real: Rosario. Después reenvío el E-mail y un nuevo tiempo comienza para Wolf...

Esa es la forma correcta de hacer las cosas que hay que hacer.

    Es prácticamente imposible que ningún ciudadano pueda disponer del nombre real de otro, junto a su DNA y los códigos de “cruce y autenticación”. Pero los que vivimos en el tiempo anterior a la revolución que no fue sabemos que los distintos gobiernos juraron decenas de veces que los datos anteriores habían sido borrados y a pesar de ello, esos datos fueron encontrados!! también sabemos que la informática desempeñó un papel imprescindible en el establecimiento del Nuevo Mundo y que existen humanos que poseen un dominio elevado de la programación, de las DB y las redes de información. Y repito; sabemos que son humanos... Es por eso que todos utilizamos un seudónimo y guardamos celosamete nuestro nombre real. Por si acaso.

    Después están las supersticiones. Porque aunque ahora ya no hay grupos religiosos que desempeñen ningún tipo de labor de forma pública, y el proselitismo, cualquier clase de proselitismo está mal visto, más el religioso; aunque algunos fanáticos siguen con sus creencias en la intimidad, lo cierto es que mucha gente sigue creyendo en “la mala suerte”, “el mal de ojo”, “las malas vibraciones” y en “ángeles y demonios” que les influyen a la hora de tomar sus decisiones. Sobre todo en las decisiones equivocadas. Las otras siguen adjudicándoselas. En eso, poco ha cambiado la gente.

Por una u otra causa o por todas a la vez; los nombres son un secreto. Los nombres reales son un secreto.

    Como ha ocurrido siempre en la historia de los humanos, las normas que se mantienen durante mucho tiempo acaban desvirtuándose: alterándose y exagerándose. El nuevo mundo no es una excepción y así ocurre que la gente cree conveniente no usar ni siquiera los nombres públicos, los seudónimos; y acaban usando palabras como viejo, chico, mujer, niña, alfarero, maestra, magistrato , cantinero, jefe, albañil... para dirigirse a otros humanos. El lenguaje se simplificó mucho. El los viejos tiempos los lingüistas hubieran dicho que se había perdido. Pero lo cierto es que la mayoría conoce y usa el “Interlingua” que es muy práctico en el día a día sobre todo en lugares en los que viven muchos extranjeros, como en el sector 7. Donde yo descanso. Donde estoy ahora. No hay más frontera que el sentido común, la conciencia, el Route y la capacidad de cada cual para sobrevivir!!

    Esto es todo lo que tengo que decir acerca de los nombres. Quizá deba añadir que mi nombre público, el que usan mis amigos, la gente que me quiere y algunos humanos que sin entrar en esa categoría están dentro de mi extenso círculo de acción es, Bento. Muchos creen que tiene que ver con el hecho de que siempre viaje en moto y debido a eso y al “benigno” aunque monótono clima de este lugar del Atlántico Oeste con sus permanentes vientos Alisios; cuando me quito el casco mi escasa cabellera luce siempre alborotada y mi rostro parece un mapa más tostado allí donde la estrella cuece y reseca la piel y mucho menos con la piel muy blanca en los lugares que cubre mi vestimenta. Ese es el nombre que deberéis recordar. El otro es mejor que lo olvidéis.

    Tampoco está de más anotar que la tecnología ha seguido avanzando de forma exponencial en estos últimos treinta años. Por cierto hoy es 6 de octubre de 2053. Después de la debacle de los sistemas políticos que comenzó en 2018 y se prolongó cerca de cinco años; ninguna tradición sobrevivió y muy pocas cosas de las que existían y se tenían como permanentes, seguras, sagradas o inmortales, pervivió. Solo se mantuvieron aquellas industrias que fueron consideradas beneficiosas para la humanidad y el planeta. Aún se mantienen algunas que tienen la consideración de “puente” y están ahí mientras la Ciencia no desarrolla sustitutos permanentes y sostenibles. Ese es el caso de la Nafta, el Diésel y el resto de los combustibles líquidos, fósiles y no fósiles.

    Se decidió que la Ciencia era una industria a la que había que dedicar un gran esfuerzo, un esfuerzo permanente y todos los medios que los científicos creyesen necesarios. Los síndicos no tienen dudas en este asunto. La gente no tiene dudas acerca de este tema. Los otros sectores productivos y extractivos que cuentan con el apoyo de todos son los sectores primarios. La agricultura y la ganadería reciben también todos los medios que se necesitan. Se han realizado grandes obras de ingeniería para llevar agua a cualquier lugar en el que sea necesaria para cultivar cualquier vegetal comestible o necesario para elaborar comida. Porque, a pesar de lo que se pueda pensar al leer mis nostálgicos lamentos, nadie pasa hambre en la nueva era!! es cierto que muchas cosas escasean y que entre esas cosas difíciles de encontrar algunas tienen que ver con la comida: pero todos los ciudadanos tienen garantizada su cuota de arroz: medio kilo por día y persona. Un kilo por día y menor de edad. Tienen que crecer y desarrollarse sanos y además es una forma de fomentar la natalidad.

    La natalidad es uno de los mayores problemas y se dedican muchos recursos, sobre todo económicos, a fomentarla.

    Quedaron pocos jóvenes después de la revolución que nunca ocurrió. Ellos fueron los que comenzaron la instauración de la nueva era!! y en los primeros años murieron miles... pero ese es otro asunto y no es el momento de hablar de ello.

    La agricultura y la ganadería crecieron exponencialmente!! En los alrededores de las ciudades no hay un trozo de tierra en el que no florezca una huerta. La ganadería ha de estar fuera de los perímetros metropolitanos. No se fabrican piensos con productos químicos y la ingeniería genética se aplica a un número muy reducido de vegetales, aquellos que llevan más tiempo modificándose y ya se considera probado que no causan alteraciones en el DNA de los humanos. Al menos no en el transcurso de una vida. Los científicos siguen recopilando datos para el futuro. Cuando pasen cien o doscientos años puede aparecer alguna mutación perjudicial pero hasta entonces muchas variedades e arroz, trigo, maíz, cebada, centeno, soja, girasol y otros vegetales siguen siendo modificados genéticamente.

    Esta es hasta ahora la forma, la más práctica que conocemos, de garantizar que cada grupo familiar tenga asegurado el sustento diario, su “salario de vida” que además de los cereales incluye legumbres, hortalizas, carne, agua, café, té y otras cosas, algunas relacionadas con la higiene básica, que ahora no me detendré a enumerar; el salario está asegurado para cada ciudadano desde que nace hasta que muere!! En los viejos tiempos a esto se le llamaba “renta mínima de supervivencia” pero nunca se llegó a generalizar y mucho menos tuvo el alcance “universal” que tiene ahora.

    Cada cual puede disponer de su salario como quiera. Puede consumirlo, venderlo o cambiarlo por otros productos que no entran en la lista del salario. Esto facilita mucho la vida de la gente y mi ocupación: nadie puede decir que robó o mató porque tenía hambre. Nadie pasa hambre en el nuevo mundo. Y todos los productos alimenticios que no están en la lista del salario son de libre producción y distribución. Por eso en las ciudades florece un Zoco en cada sector. Un sector equivale a lo que antiguamente era un grupo de manzanas o un barrio, más o menos. La mayoría de los sectores tienen ese tamaño, otra cosa es la densidad de la población; y otros son muy extensos, enormes, como las grandes ciudades de antaño, con más de dos millones de habitantes!!

    El salario se reparte en los “hangares”, hay un H-30 en cada sector y a ese almacén llegan los salarios de todos los habitantes que como se puede imaginar figuran el la DB de nombres. En “El libro de los nombres”. Si un ciudadano se desplaza de un sector a otro durante más de dos semanas; llegará a su celular un mensaje preguntándole si quiere que esa sea su nueva localización, si responde afirmativamente, el próximo salario y cualquier otro envío sólido, que se dirija a ese ciudadano, llegará al hangar 30 de ese sector. Los hangares 30 de todos los sectores se dedican a la distribución de salarios y enseres, de la misma forma que los hangares 33 allí donde estén, porque no hay uno en cada sector, se dedican a la formación de aspirantes a síndicos”.

    Los jueces que vivimos los tiempos anteriores al Chaos no tenemos consideración de síndicos y en lo que se refiere a las cosas de las que ellos se encargan actuamos como “consejeros” cuando se requiere nuestra experiencia. Eso no quiere decir que después sigan nuestras recomendaciones. A veces las siguen y a veces hacen justo lo contrario, porque ese era precisamente el objetivo de su consulta, para hacer lo contrario. Es una forma más de mantener alejadas las viejas costumbres, los viejos vicios, los viejos males.

Nadie quiere repetir errores pasados y menos repetirlos reiteradamente como se hacía en los tiempos de la abundancia.

    Se nos respeta. Pero no tanto por nuestra edad y experiencia como por nuestra participación en la revolución que nunca llegó. Por nuestra actitud ante las propuestas de los jóvenes. Por nuestra mente joven!!

    Así todo está mínimamente desorganizado y tiene apariencia de muy desorganizado, partiendo de las DB de nombres y nadie tiene la sensación de que vivimos en un sistema comunista!! ese era el temor de la mayoría cuando estaba finalizando la revolución que no fue y comenzando la “no organización” que siguió. El “caos” que tenemos ahora. Este caos no debe entenderse como se entendía en los viejos tiempos; sino como una forma de organización con muy pocas reglas que fluye de forma natural, con unos niveles altos de entropía; unos niveles de desorganización e incertidumbre con los que los ciudadanos se sienten libres. No controlados por poderes de los que no pueden escapar.

Para esto sirve la DB de nombres.

Para esto y para el correcto procesado de las pocas “conductas a eliminar” que figuran en el Route.

    Y... para nada más. Nadie paga impuestos, nadie tiene derecho a nada que no esté en la nueva DUDH de cuya enseñanza, ejercicio y cumplimiento nos encargamos todos. Todos tenemos derecho a la atención sanitaria que debido a la práctica desaparición de un buen número de enfermedades y afecciones y avance de la medicina molecular, la cirugía, los trasplantes y sobre todo la ingeniería genética aplicada a la creación de tejidos humanos; es muy eficiente y muy poco costosa.

    En la DB de nombres; en el código encriptado que acompaña a cada nombre real, se anotan los méritos que los ciudadanos alcanzan en sus acciones para beneficio general; comenzando por sus méritos académicos. De esta forma se garantiza que cada niño pueda acceder a la formación para la que está realmente capacitado y por la que muestra una vocación inquebrantable. Ningún estudiante ha de pagar nada por su formación; solo se le pedirá un avance constante, que no es lo mismo que rápido!! en su formación y la cesión de los derechos sobre cualquier descubrimiento, invento o creación que haga en su periodo de formación y en los diez años siguientes.

Porque todo avance logrado en un centro público pasa a ser de dominio público!!

    No fue abolido el derecho a la propiedad privada... simplemente, no tiene sentido en una sociedad en la que cualquiera puede acceder sin coste a lo que es verdaderamente importante: “el sustento, la formación, la ocupación y la salud”. En cuanto a los derechos sobre las creaciones individuales tras los diez años posteriores a la formación; cada cual es libre de escoger como “expresarla, comunicarla, distribuirla...” La mayoría opta por “licenciamientos” parecidos a los que existían en los viejos tiempos con respecto al Software Libre, a los programas, las aplicaciones informáticas de Código Abierto y a la documentación que acompaña al Código Fuente de esas aplicaciones. La mayor parte de la documentación científica se distribuye licenciada bajo Creative Commons, aunque CC ha recibido algunas modificaciones, más bien actualizaciones y sigue abierta!! Todo sigue abierto y expuesto a actualizaciones; también el Route.

    Lo importante, lo que se ha conseguido es que nadie necesite ahorrar para poder pagar lo esencial!! y las propiedades que las personas adquieren hoy son en su mayor parte productos tecnológicos: celulares; sobre todo los nano-implantados actualizables, tabletas o computadoras con características muy especializadas o vehículos elaborados a mano o a medida. Los celulares básicos, que no tienen mucho que ver con los que yo conocí, están a disposición de cualquier ciudadano y se le implantan en el cuero cabelludo, si así lo desea, sin coste adicional.

    Para esto sirve también la DB de nombres. Y para nada más. Ningún antecedente o sentencia figura en ella. No es necesario. Nadie que haya asesinado sigue vivo, nadie que haya violado sigue vivo, nadie que haya robado un salario sigue vivo.

La basura no se almacena, se recicla o regresa al origen...


#Entratas:

Route: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Ruta; senda.

IANA: Texto único que hace las veces de: ndudh, constitución, tratado de ética, registro de “jurisprudenciay soluciones de sentido común. También se conoce como Path y sirve de guía cuando dos o más ciudadanos entran en desacuerdo sobre cualquier asunto.

NDUDH: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Siglas de: Nueva Declaración Universal de los Derechos Humanos.

IANA: Nueva redacción y adecuación de la antigua Declaración Universal de los Derechos Humanos. No contiene redundancias y es más clara y corta que la anterior, a pesar de recoger algunas definiciones que no existían en el viejo mundo.

DB: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Siglas de: Base de datos.

IANA: Base de datos: se mantuvieron las siglas en inglés por motivos prácticos. Sigue siendo el idioma que se usa en programación informática. Por inercia, se sigue usando como idioma de referencia para todo lo relacionado con la investigación científica.

Hangar: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Hangar; espacio en el que se guardan aeronaves.

IANA: Nombre que reciben los edificios o grupos de edificios “públicos”. Conglomerados en los tienen lugar labores destinadas directa o indirectamente a los servicios que Chaos presta a la ciudadanía.

Ejemplo: por motivos prácticos relacionados con la distribución de “distritos” y la proximidad de ciertas ocupaciones como la formación, la sanidad, la distribución de objetos y alimentos; hoy en Chaos cualquier antiguo campus universitario, es nombrado como: hangar 33 o H-33.


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 5º)

publicado a la‎(s)‎ 6 dic. 2013 9:11 por Xurxo G. G.

                                                                                                                         Inocentes contradicciones (autor original)

Super canes a lupos (Sobre perros y lobos)


    Durante unos minutos observé como la sombra de Wolf se alejaba. En los lugares donde lucía alguna farola se veían dos figuras; en los tramos de la calle en los que la luz era casi inexistente, la sombra de Wolf parecía haberle abandonado. Encendí otro cigarrillo y dejé que algunos recuerdos se apoderasen de mi mente. No se por qué precisamente este tipo de recuerdos, pero fueron los que cobraron vida...

    Aunque hoy en Chaos los humanos han olvidado casi todo lo que tiene que ver con los viejos tiempos y ya casi nada de lo de entonces perdura; los que vivimos el final de aquella época tenemos recuerdos... A veces esos recuerdos nos atormentan hasta tal punto que intentamos, sin lograrlo, entender por qué tantas cosas absurdas duraron tanto tiempo. Conceptos que hoy nos parecen ridículos, inaceptables, contradictorios; no hace tantas décadas eran aceptados con una normalidad que ahora nos parecería patológica.

    No se enseñaban en las escuelas pero eran tan comunes en el lenguaje, en los cuentos infantiles; sí, por entonces existían los cuentos infantiles; pero lo más contradictorio no eran las historias que venían perpetuando esos relatos, sino el hecho de que los adultos ponían tanto empeño en contarlos, en revivirlos, que terminaban creyéndoselos ellos mismos. Probablemente querían creerlos. Y así, por mucho que el sentido común y la propia intuición les mostrase desde su propia infancia que todo aquello no eran más que fábulas; preferían seguir contándolas como si fuesen reales!!

    Personajes como Papá Noel y los Reyes Magos eran celebrados cada año al tiempo que se hacían grandes dispendios económicos para celebrar el nacimiento de un dios!! Luego en otra época del año se volvían a hacer enormes dispendios económicos y emocionales para celebrar “el asesinato de ese mismo dios” y, por mucho que ahora nos extrañe: su resurrección!! Otros protagonistas de cuentos infantiles como una adolescente llamada Cenicienta se utilizaban como ejemplo!! aunque cualquiera que leyese aquel relato no encontraría en el otra cosa que no fuese: abandono, pena, explotación, odio y al final, una explosión de machismo!! que animaba a las niñas a creer en un “príncipe azul que las protegería y las haría felices”.

    Que nadie piense que hoy en Chaos las niñas no sueñan con conseguir una pareja, un compañero o una compañera con quien compartir la vida y ser felices!! Claro que siguen soñando!! La diferencia es que aquí no se enseña nada que pueda sugerir a las niñas que no pueden protegerse a si mismas!! No; en Chaos a las niñas y los niños se les enseña, sobre todo, cómo ser independientes; cómo ser libres; cómo contribuir a que el entorno sea libre. La seguridad y la felicidad dependerá del grado de independencia personal que logren. Y se les enseña desde que sueltan la teta de su madre.

    Hoy sabemos que ese tipo de educación, el del viejo mundo, creaba “ciudadanos dispuestos a creer y a obedecer”. A creer en otros ciudadanos, a obedecer a otros ciudadanos y a no cuestionar a quienes los gobernaban “en nombre de si mismos!! generalmente con la ayuda de ese dios que cada año moría asesinado por los mismos...”. Sí; ahora nos parece una leyenda, pero entonces los ciudadanos creían realmente que aquellos a los que habían “votado” para gobernar el “sistema” eran los que gobernaban el sistema y lo peor: que gobernaban según los principios en los que creían los ciudadanos que les habían votado!!


    Contradicciones... Se decía y era de aceptación social que: “el león era el rey de la selva!!” y aunque una buena parte sabía que no era cierto, lo repetían como si lo fuese o no se molestaban en cuestionarlo cuando lo oían o le leían!! El león era un animal “temido y al mismo tiempo, admirado, venerado”. Figuraba en antiguos escudos de armas y hasta en los sobrenombres de algunos personajes históricos. Sin embargo no era una figura respetada!! se exhibía en espectáculos circenses y en todos los zoológicos que se preciasen de serlo.

    En otro momento explicaré que eran los circos y los zoológicos. Los primeros ya casi habían desaparecido al principio del tercer milenio y los otros desaparecieron con el viejo mundo.

    Otro tanto ocurría con los lobos. La población de las grandes ciudades no conocía a estos animales o conocía la versión doméstica: los perros. Aunque muchas razas de perros no se parecían en nada a los lobos salvo el DNA que compartían. Los consideraban más bien animales mitológicos: las leyendas y los cuentos infantiles les representaban como animales extremadamente inteligentes, valientes y en ocasiones: sanguinarios. Se les admiraba, se les temía; pero no se les conocía. No más allá de lo que veían en los documentales que veían en las televisiones.

    Los humanos que habitaban en zonas que entonces llamaban “rurales”, en las que no existían las infraestructuras habituales de las ciudades; conocían otras versiones y en muchas ocasiones a los propios lobos!! lo mismo que los científicos: zoólogos, etólogos, naturalistas; y los ecologistas que se ocupaban de evitar la “extinción de estos animales!!”; porque en estas zonas se les veía como lo que en realidad son: depredadores. Depredadores que podían matar a un rebaño de ovejas, aunque sólo pudiesen comer una o dos; y se les mataba...

Contradicciones... contradicciones y más contradicciones que se repetían como los pétalos de las margaritas y los girasoles.

    En la mayoría de los países de la “Vieja Europa” los ciudadanos vivían desarmados!! Sí... sin embargo se consideraban tan capaces de defenderse a si mismos y a sus familias como los ciudadanos de otros países en los que no existía una prohibición sobre la posesión y uso de armas de fuego!! Es más, se consideraban más civilizados!! y veían como algo normal que “el sistema”, su sistema, el mismo que creían dirigir porque elegían a algunos representantes políticos cada cuatro años, les prohibiese la posesión de armas!! porque les consideraba “incapaces de hacer un uso racional de ese recurso!!

    Como niños... y los ciudadanos creían que los agentes del sistema a los que se autorizaba la posesión y el uso de armas, los mismos en los que se “delegaba en exclusiva el uso de la violencia”; no harían un mal uso de semejante poder!! Es más, creían firmemente que les protegerían!! Sí... la mayoría se sentía más protegida por los agentes del sistema que si tuvieran un revolver bajo la almohada!! Ya se que hoy en día resulta difícil creer que las cosas fuesen así; pero lo cierto es que los padres de familia creían que si algún ladrón, algún asesino, entraba en sus hogares aprovechando la oscuridad de la noche; los agentes del sistema acudirían a salvarles!!

    Creían firmemente que les protegerían!! Que llegarían a tiempo para evitar su muerte!! como si estuviesen convencidos de que aquellos a los que llamaban “policías” dormían bajo su propia cama y estaban allí siempre dispuestos a intervenir ante cualquier agresión o intento de agresión!! Lo creían aunque la realidad era bien otra... la realidad es que “nunca” llegaban a tiempo. La realidad es que no es posible que ningún cuerpo policial pueda proteger a toda la población. Ni siquiera a la mitad de la población. Ni a una cuarta parte.

    La realidad es que esos agentes del sistema, los policías, en la mayoría de las ocasiones llegaban cuando los crímenes ya se habían perpetrado!! La realidad era que se ocupaban de la investigación de los crímenes “cuando los crímenes ya habían sucedido”. La verdad es que esos agentes del sistema no podían hacer nada realmente eficaz por “prever la comisión de los crímenes”!! y muy poco para prevenirlos. La verdad es que los policías se ocupaban de perseguir a los criminales; a los que habían cometido un crimen!! o más bien a los sospechosos de haberlo cometido...

    Los agentes del sistema en cuyas manos había puesto la ciudadanía la protección de sus vidas, de sus bienes, de sus derechos... se ocupaba en la mejor de las suposiciones de “hacer lo que podían para garantizar que el sistema administrase la venganza en nombre de las víctimas”; qué menos!! ya que la venganza estaba prohibida al ciudadano, por mucho que se considerase justo que la obtuviese!!

    Los policías no tenían medios para saber cuando y donde se iba a producir un robo, una violación, un asesinato. Ni siquiera hoy existen esos medios. Ni esas certezas... Entonces, como ahora, la mayoría de los asesinatos eran en realidad homicidios que sucedían de forma inusitada cuando se daban una serie de circunstancias que propiciaban el momento y la acción: discusiones que iban más allá de las palabras; agresiones que no tenían como fin la muerte del agredido; tumultos y altercados no premeditados...

    Es decir; aunque aquellos agentes del sistema, los policías, quisieran prevenir un crimen; en muy raras ocasiones lo conseguían. Con la ayuda de sus redes de confidentes y soplones conseguían evitar alguna venganza en los bajos fondos; hacerse con cargamentos de drogas ilegales; y en ocasiones detener a los ladrones cuando salían de robar un banco o una gasolinera. Pero lo cierto es que cuando lograban detener a una banda de ladrones profesionales, estos ya habían cometido muchos delitos y en ocasiones, en algunos de esos robos habían matado a otros ciudadanos.

Luego no eran eficaces para prevenir el crimen!! Y desde luego no lo eran para proteger a los ciudadanos.

    Resulta difícil creer que tantos millones de ciudadanos dejara la seguridad, su seguridad, en manos de unos pocos miles de agentes del sistema. Hoy sería imposible que los ciudadanos se sometiesen a un sistema como lo hacía entonces la mayoría; y por eso mismo esto que escribo parece parte de una fábula. En Chaos cada cual es responsable de su vida, de la de los menores de su grupo, y de la de aquellos que libremente decidan proteger y para cumplir con esa responsabilidad usa los medios que decida.

Ningún sistema le prohíbe nada... Ningún sistema le ofrece más protección... No existe un sistema...

    Pero no es una fábula. Es cierto que en los viejos tiempos millones de ciudadanos, miles de familias, en cientos de barrios, en docenas de grandes ciudades; vivían la mayor parte del tiempo creyendo que “no pasaría nada”; que ningún otro ciudadano de los muchos con los que convivían les deseaba ningún mal; que el resto de los ciudadanos, como ellos, tampoco tenían armas de fuego; que los asesinatos era algo que se podía ver en los telediarios pero que nunca les ocurriría a ellos y que; si tenían la desgracia de que les ocurriese, la policía, los jueces y el resto del sistema les proporcionaría una venganza a la altura de sus deseos!!

    No puedo explicar todos los motivos por los que la ciudadanía estaba tan alienada. Como ya he dicho, creo que lo he escrito antes, la educación de los niños y adolescentes influía de forma decisiva; y no me refiero solo a la formación que se daba en las escuelas e institutos, en la enseñanza primaria y secundaria, no; me refiero a toda la educación y ahora estoy convencido de que, de aquella alienación silenciosa y mayoritaria, era más responsable la formación que se recibía en las familias, en los entornos sociales y la influencia de las enseñanzas religiosas.

    Tanta información errónea y la propaganda del propio sistema era la que propiciaba que en lo referente a su seguridad, los ciudadanos no confiasen en los otros ciudadanos, que no confiasen en si mismos y que sin embargo confiaran en unos pocos miles de desconocidos más o menos uniformados a los que entregaban el derecho exclusivo de poseer y usar armas de fuego y de ejercer la violencia!!

    Además de la exclusiva en el uso de la violencia y en la posesión de armas de fuego; los policías de los viejos tiempos reunían mucha información. Aparte de sus propias redes de informadores y soplones contaban con lo que se llamaba “colaboración ciudadana”. Sí; en ocasiones, a pesar de todos esos recursos, los agentes del sistema no conseguían detener a un criminal... y en esos casos solicitaban a la ciudadanía que les informase!! y, aunque parezca increíble buena parte de la ciudadanía se afanaba en “informar” a la policía!!

    No parece que fuesen conscientes del peligro que corrían al informar a los agentes del sistema acerca del paradero o las andanzas de criminales o peor; que creyesen que “aquellos policías que se reconocían incapaces de detener a esos criminales fuesen capaces de proteger a los ciudadanos “delatores” de ellos o de las represalias de sus compinches”. Pero así estaban las cosas. Los ciudadanos creían que los agentes del sistema no pincharían sus teléfonos, que no les vigilarían, que su intimidad estaba a salvo mientras no cometiesen un delito.


    Creían firmemente que los agentes del sistema que no usarían el poder que habían puesto en sus manos contra los “ciudadanos normales y decentes”; y todos, incluidos los criminales se consideraban a si mismos: “gente de bien”. Creían ciegamente que los policías eran ciudadanos honorables y éticos que nunca quebrantaban las leyes y que su “única misión era proteger a los ciudadanos buenos de los ciudadanos malos”. Con la misma inocencia que los niños creían que Papá Noel. La mayoría creía en un dios que les vigilaba, les protegía, les premiaba o les castigaba y aunque les sorprendía no ver a ese dios salvando a los millones de inocentes que morían cada día... seguían creyendo!!


    Encontraban motivos para excusar a ese dios por no aparecer nunca cuando la injusticia se abatía sobre los inocentes. Encontraban motivos para excusar a los agentes del sistema que abusaban de su poder y por defecto “siempre culpaban de los excesos policiales a las víctimas de esos excesos!!” solían decir: algo habrá hecho mal porque los del uniforme son buena gente y está ahí para cuidarnos, por nuestra seguridad.

Como los niños que descubrían a sus padres suplantando a Papá Noel!! sabían la verdad pero callaban porque temían perder los regalos si hablaban...

    Pero, si era cierto que en el 95% de los casos los policías aparecían después de que se había cometido el delito; a qué dedicaban entonces los ingentes recursos que el sistema ponía a su disposición con la excusa de la seguridad ciudadana?? Esta es la pregunta que se hará cualquier ciudadano de Chaos que lea este relato; pero muy pocos ciudadanos en los viejos tiempos se preguntaba este tipo de cosas... Creedme; no se lo preguntaban. A veces se encontraban con las repuestas!! y era en esas ocasiones cuando a muchos les sobrevenía la pregunta.

    En los últimos años antes de Apocalypse muchos ciudadanos se encontraron con la respuesta. Las circunstancias pusieron la verdad, la dura realidad, delante de sus narices y... no tuvieron más remedio que verla!!

    Buena parte de los recursos se utilizaba para obtener información de TODOS. Información que luego sería utilizada contra TODOS. Todos menos los propios agentes del sistema, toda la cadena de agentes del sistema: desde los propios policías a los políticos que les mandaban y a los que protegían. Otra parte importante de los recursos económicos se utilizaba para comprar “material antidisturbios”. Pero... que eran disturbios?? quien provocaba disturbios??

Cualquier manifestación ciudadana que mostrase descontento con el sistema era un disturbio; cualquier protesta estudiantil, por pacífica que fuese, se consideraba un disturbio. Que los ciudadanos no se mostrasen mansos y obedientes era un disturbio. Y por lo tanto era necesario emplear la fuerza y la violencia para reprimirlo.

    Las justificaciones de la represión, la fuerza y la violencia contra los propios ciudadanos que protestaban eran realmente kafkianas: “se intervenía para proteger a los ciudadanos que no habían querido participar en aquella manifestación, en aquella protesta!! para proteger el orden!! aunque ningún orden estuviese siendo alterado”. En una ocasión el gobierno impuso una multa a un grupo de ciudadanos por manifestarse en las inmediaciones del Parlamento!! porque aseguraban que interrumpían a los diputados que hablaban dentro!! Más tarde un juez dictaminó que no era posible que desde aquella distancia se interrumpiesen las sesiones parlamentarias y los agentes del sistema lamentaron amargamente la sentencia.

    Cualquier cosa que los agentes del sistema, desde los políticos a los policías considerasen que era un disturbio; sería un disturbio!! y si no lo era, ellos mismos se infiltraban en las manifestaciones para provocar disturbios y de esa forma tener una excusa para intervenir. En este caso intervenir es un eufemismo; “atacar o agredir” serían las expresiones correctas.

    Y si los jueces dictaminaban que la reunión de un grupo de ciudadanos para evitar un desahucio no era un disturbio, los políticos se encargarían de hacer una ley para que a partir de entonces lo fuese.

    Y si los jueces no dictaban las sentencias de acuerdo a esa leyes creadas “ad hoc” hacían otra ley que habilitase al los agentes del sistema para sancionar económicamente a los ciudadanos sin necesidad de una sentencia judicial previa!! Al principio de la segunda década de los años 2000 el gobierno de entonces propuso al parlamento un proyecto de ley de “seguridad ciudadana” más propia de un estado dictatorial que permitía a la policía y al resto de los agentes del sistema: detener, perseguir y multar a cualquier ciudadano que “acudiese a una manifestación”. Una nueva ley que venía a criminalizar conductas que se ajustaban a derechos fundamentales!! incluso a derechos que figuraban en la DUDH!! Y ese proyecto de ley lo presentaron los políticos del gobierno justo en el momento en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo había dictado una sentencia que obligaba al sistema judicial a poner en libertad a un gran número de presos; de condenados, que ya habían cumplido el tiempo máximo de prisión que la Constitución permitía y a los que el sistema carcelario, dirigido por los mismos que dirigían a los policías, haciendo una pirueta anticonstitucional y por tanto ilegal, mantenía en prisión!!

    Se que incluso en un sistema anticuado que se llamaba a si mismo “democrático” estas cosas que escribo parecen un contrasentido; lo se... pero así estaban las cosas. Contaré uno de los muchos episodios violentos protagonizados por policías, por los perros al servicio de los líderes en una de las habituales cargas contra los que daban la cara en las manifestaciones que se organizaban para ejercer esos derechos: los de reunirse y manifestarse. De manifestarse en contra del gobierno y los grandes empresarios que se llevaban el dinero a paraísos fiscales... Los paraísos fiscales nada tienen que ver con los paraísos religiosos, o quizá si, pero ya contaré qué eran más adelante.

    Hay que anotar que en la segunda década de los 2000 ya era habitual que ese tipo de acontecimientos, las protestas, las manifestaciones, fuesen fotografiados y grabados por algunos de los que participaban en ellos y también por otros que se contentaban con mirar desde las ventanas de sus viviendas. Los policías también procuraban grabarlo todo!! aunque con fines muy diferentes, evidentemente.

    Los hechos: un grupo de ocho “agentes de la ley”, la gente de bien llamaba así a los policías; detuvieron a un ciudadano de esos que pedían cambios importantes en todos las capas del sistema, comenzando por las leyes electorales; porque seguían creyendo que ese sistema, al que llamaban democracia, tenía arreglo. En esa detención el ciudadano fue golpeado por aquellos ocho agentes; mientras otros cuatro acudían en ayuda de los ocho!! para dispersar a los ciudadanos que se iban reuniendo alrededor del lugar en el que se estaba produciendo la acción, borrar los rastros que pudiesen quedar de la agresión e intentar que ningún ciudadano grabase o fotografiase lo que estaba ocurriendo.

    Como consecuencia de los golpes recibidos, el ciudadano detenido murió... no fue el único, pero en aquel caso sus familiares denunciaron formalmente los hechos y a los actores. Como era habitual en aquellos días, los responsables directos e indirectos: otros policías que pertenecían a la cadena de mando, los que daban las órdenes de cargar directamente a los perros callejeros con uniforme y armas; los comisarios políticos que ejercían labores de “gobernadores civiles”, aunque ya no se llamaban así, que eran los que transmitían la doctrina del gobierno al resto de los agentes del sistema; negaron su responsabilidad y la hicieron recaer sobre el muerto!!

    Todo había sido culpa del fallecido!! incluso su propia muerte!! según las declaraciones de los agentes que le detuvieron, los numerosos golpes que los forenses certificaron tras la autopsia obligatoria, se los había provocado la víctima mientras se resistía a ser detenido por ocho policías!!. Y así lo manifestaba otro de los agentes del sistema en un programa de televisión que se hizo eco de la denuncia de los familiares: el representante de uno de los sindicatos policiales.

    Tras su primera respuesta, los responsables del programa televisivo emitieron dos vídeos grabados desde pisos altos de las viviendas circundantes al lugar en el que se habían producido los hechos. Las imágenes tenían una definición aceptable pese a haber sido tomadas en el crepúsculo y sin más iluminación que la que proporcionaban las farolas del alumbrado público y en ellas se veía a ocho policías uniformados que agredían a “un objeto” que no se podía distinguir porque los ocho estaban encima!! Una lluvia de imprecaciones, patadas, puñetazos y retorcimiento de miembros. Una versión de lucha libre: ocho contra uno!!


    En las mismas grabaciones se podía ver como acudía un coche patrulla del que se bajaban otros cuatro perros que en un primer momento se emplearon en intentar “ahuyentar” a un grupo de personas que se había congregado ante el altercado y se aproximaban cada vez más a los agresores, algunos de ellos increpando a los matones. Cuando los ciudadanos allí congregados salieron corriendo ante sus amenazas, estos se unieron a los otros ocho y al menos dos de ellos también regalaron algunas patadas y puñetazos al individuo ya inmovilizado!! En realidad, medio muerto...


    Tras la emisión de estas imágenes la presentadora volvió a preguntar al policía que actuaba como portavoz sindical y para asombro de muchos, el tipo mantuvo sus declaraciones anteriores!! La escena era kafkiana!! los realizadores partieron la pantalla en dos; en la izquierda re-emitían las imágenes de la brutal y desproporcionada agresión y en la derecha al policía manteniendo lo contrario de lo que se veía en las imágenes!! Tal era la desvergüenza de la mayoría de los agentes del sistema!! Se sentían tan respaldados por sus jefes policiales y políticos que se creían con derecho a negar la evidencia...


    Sabían que lo único que podían temer era la acción de los jueces!! de hecho, en aquellos días algunos jueces, tanto si actuaban como instructores como si juzgaban, eran los únicos agentes del sistema en los que se podía confiar. Algunos elementos del sistema judicial también estaban al servicio del sistema. La mayoría eran jueces y fiscales que habían sido promocionados a puestos de poder sobre otros jueces y fiscales por los partidos políticos y devolvían el “favor”. Jueces y fiscales que estaban más pendientes de ese tipo de ascensos que de cumplir con el deber que la Constitución ponía en sus manos y temían no ser promocionados si no se plegaban a las exigencias de los poderosos o miraban para otra parte ante sus desmanes.

Pero la mayoría de los jueces amaba su independencia, la defendía y hacía gala de ella en sus sentencias!! Había muy pocos corruptos entre los jueces y los funcionarios que trabajaban directamente con ellos.

    Y fue un juez el único que no defendió las acciones de aquellos policías, las que acabaron con la vida de un ciudadano, un ciudadano al que como también era habitual en casos similares, intentaron desprestigiar con la ayuda de algunos medios de comunicación... Fue un juez el que imputó y llamó a declarar a aquellos ocho policías que aparecían en los vídeos agrediendo al ciudadano que moriría a continuación!!

    Fue ese mismo juez el que algunas semanas después imputó también a dos de los cuatro que aparecían en el vídeo intentando ahuyentar a los ciudadanos que miraban e imprecaban a los ocho perros que hacían presa en un ciudadano al que casi no se veía debajo de ellos; y los acusó de haber acudido al lugar de los hechos con el único fin de limpiar la sangre esparcida en la acera, cuando ese tipo de acciones no figuraban en el protocolo de la propia policía; los acusó de haberlo hecho para ocultar pruebas que implicaban directamente a sus compañeros.

    Los perros domésticos y los callejeros conservan muy pocos comportamientos de sus ancestros, los lobos. Con el tiempo han adoptado otros más propios de los humanos con los que llevan compartiendo territorio y comida desde hace miles de años. Es claro que cuando atacan a una presa, prefieren hacerlo en grupo. Les gusta acorralar a la víctima, acosarla, cansarla y atacar juntos. Prefieren la noche a la luz del día. Saben que esas técnicas disminuyen o anulan las posibilidades de defensa o huida de la presa.

    En algunas ocasiones la buena labor jueces como este fue interrumpida e incluso ninguneada por el propio gobierno. Sí, el gobierno podía impedir que las sentencias de los jueces no se cumplieran; de la misma forma que había podido alargar el tiempo de prisión por medio de aquella doctrina finalmente considerada ilegal por los altos tribunales europeos.

    En los primeros años de esa década se dieron varios casos en los que el gobierno indultó a policías que habían sido condenados por torturar a ciudadanos!! Y los indultaron en contra de la opinión y los informes de los jueces. No tuvieron argumentos que ofrecer cuando algunos, pocos, periodistas les preguntaron por los motivos que habían propiciado esos indultos!! Sus respuestas estaban a medio camino entre “el insulto a la inteligencia de los ciudadanos y la alienación a la que sus partidos les sometían”. Es decir, no les importaba ser descarados en la mentira!! lo hacían si eso les mantenía en los mejores puestos de las listas electorales...

    Así estaban las cosas. Aunque ahora parezcan actitudes más propias de hace mil años, ocurrían cuarenta años atrás. Solo cuarenta años atrás. En los viejos tiempos. En la última fase de los viejos tiempos.

    Una fase en la que la mayoría de los ciudadanos aún después de constatar que los policías eran utilizados por los políticos que les daban órdenes; que actuaban en contra de la ciudadanía con mucho más celo y exceso de celo que contra los verdaderos criminales; que los policías se habían convertido en los perros guardianes de esos políticos, que solo se ocupaban en protegerles a ellos y a las empresas de los grandes empresarios que pagaban las campañas electorales de esos políticos; unos políticos que hacían lo contrario de lo que prometían hacer antes de que les eligieran; que adjudicaban los recursos económicos del estado procedentes de los impuestos que pagaban “todos” los ciudadanos a esos grandes empresarios; que eran sus verdaderos jefes!!

    Después de constatar sin lugar a dudas que en realidad eran esos empresarios a los que nadie había elegido quienes gobernaban el país, después de constatar que los políticos eran simples testaferros; la mayoría, los que se consideraban a si mismos: ciudadanos de bien, prefirieron seguir confiando en el sistema!!

    En Chaos la autoridad hay que ganarla. Por eso ahora resulta tan difícil entender que en los viejos tiempos la autoridad se imponía. Y aunque esta forma de proceder era errónea, se empeñaron en mantenerla y enseñarla durante decenas de años. Confundían conceptos tan distintos como “autoridad y fuerza”. Mantenían una concepción paternalista de la autoridad: creían que el sistema, el estado, era el padre y como tal contaba con la obediencia ciega de sus hijos: los ciudadanos. Y como cualquier otro comportamiento autoritario perdía los papeles en cuanto los hijos se rebelaban.

    Hoy en Chaos, cuando un niño busca la palabra “perro” en un diccionario encontrará que una de las acepciones es: “policía, agente del sistema policial y carcelario que regía en los Viejos Tiempos”. A los animales descendientes de los lobos: “Canis Lupus” se les denomina: “can” y a los lobos: “lupo”. Esos son los nombres que se utilizan ahora. Si alguien en Chaos utiliza las palabras: perro o perra, es seguro que no se está refiriendo a ningún animal de cuatro patas parecido al “vulpe”, al “chacal” o al “lupo”.


#Entratas:

Dios: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Plural: dioses: Personajes imaginarios que aparecen en los antiguos relatos mitológicos, generalmente como creadores del universo y todo lo que contiene.

IANA: Mentira; en Chaos la palabra “dios” es sinónimo de “engaño, mentira...”; insulto.

Sistema: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Conjunto de elementos que actúan en conjunto para lograr un fin. Sistema mecánico, sistema electrónico, sistema informático, sistema político, sistema de gobierno.

IANA: forma de organización y/o administración política de países o ciudades en el que muchos ciudadanos son un medio para conseguir los fines de unos pocos ciudadanos. Método de organización social antiguo, superado, ineficaz, indeseable.

Can: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Perro.

IANA: lobo doméstico; animal extremadamente servil y útil en algunos entornos y situaciones.

Vulpe: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Zorro.

IANA: Raposo; animal del género Canis Lupus que al contrario que los perros ha evolucionado hacia la desconfianza y la soledad.

Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 4º)

publicado a la‎(s)‎ 28 nov. 2013 9:38 por Xurxo G. G.


Umbras que a cruzan con umbras (Sombras que se cruzan con sombras)

    No me siento porque no quiero tener que levantarme si estoy en lo cierto y alguien llama a la puerta. Me acerco al amplificador para subir el volumen y que la voz de la portuguesa acompañe al silencio. Mientras alargo la mano hacia el botón del volumen le veo por el rabillo del ojo. Ahí está, al otro lado de la verja que separa la casa del jardín trasero.

- Pierdes facultades, Viejo.

    Ese fue su saludo. Por un instante, décimas de segundo, de mi boca no salieron las palabras que merecía escuchar. Estuve a punto de decirle que no, que sabía que estaba allí desde antes de entrar en mi guarida: todo el espacio que rodea mi “hogar”; que noté como el aire se apartó para dejar espacio a su figura, que estaba alerta y preparado. Pero no lo hice. Para qué?? hubiese sido una exhibición que solo aplaudiría mi ego y a ese era mejor azotarlo varias veces al día con el látigo de la precaución. Era mejor dejar que el resto, incluido Wolf, pensasen lo que quisiesen acerca de mis facultades o de mi fuerza y si pensaban que estaba menguado, mejor. Se confiarían y eso sería: ventaja para mi. Por otra parte, era cierto que perdía facultades y que me estaba haciendo viejo. Pero... en estos días, “viejo” no significa “vulnerable”. Lo mismo que “niño” o “mujer” no son sinónimos de vulnerabilidad o debilidad. Cualquiera puede matarte hoy en día y de mil formas diferentes!!

- Si... los años pesan como losas y mantenerse alerta constantemente desgasta. Asentí en el tono más convincente que encontré, mientras componía un gesto de cansancio.

    Sonrió y se acercó a la verja introduciendo una mano que sujetaba un paquete de Camel.

- Necesito una batería Viejo.

    Tomé el paquete de Camel con la mano izquierda mientras con la derecha apartaba la mosquitera y levantaba el pestillo de la verja de hierro.

- Pasa y siéntate tendrás que esperar a que terminen de cargarse las dos únicas que te sirven. Ya casi nadie utiliza trastos de seis voltios. Vas a tener que modernizarte.

- Tu también las utilizas. Apostilló con seguridad mientras volvía a poner el pestillo de la verja y tomaba asiento en una de las cinco sillas de aluminio salpicadas por la estancia. En realidad no necesito tantas pero ya estaban aquí cuando me mudé.

- Sí, las utilizo, pero sólo para sacar de apuros a tipos como tu y para comerciar con la carga. Hace años que todos mis artilugios funcionan con baterías de doce voltios.

- Me fijé en que teníais electricidad hoy en este sector. Segunda mentira... la primera había sido que necesitaba una batería cargada.

- Esa es otra. Tienes que trasladarte a los buenos barrios. Aquí vive la clase alta. No has visto que limpias están las calles?? Una frase intrascendente; dejemos que se confíe...

- Nada comparado con mi sector. Allí ni siquiera hay arena en las aceras. Eso si es cierto.

    Podría parecer que bromeábamos. Comentarios preliminares, una forma de dejar que la tensión desapareciese o al menos se rebajase lo suficiente como para poder hablar de cosas serias. Era un ritual social habitual ahora que ya casi nadie confía en nadie.

- Dame uno de esos Camel que tienes, hoy no he fumado. Pidió extendiendo la mano y exagerando uno de los característicos gestos de mendigo que tanto se veían en el teatro de las calles.

- Lo estás dejando lentamente?? pregunté, aunque ya sabía el motivo por el que no había fumado. No tenía tabaco. No tenía tabaco para fumar. Aquel paquete que me había dado lo tenía para comerciar, para las emergencias.

- Ya sabes que no fumo cualquier cosa y conseguir buen tabaco es cada día más complicado.

    Abrí el paquete por la parte contraria a los filtros. No faltaba ningún cigarrillo y a simple vista no parecía que hubieran sido “aliviados”.

        Muchos malos comerciantes abren los paquetes, quitan unos gramos de tabaco de cada cigarrillo haciéndolos girar entre los dedos y luego vuelven a cerrar el paquete sin dejar huella. Este era auténtico. No había sido manipulado.

- Lo se. Dije mientras extraía la mitad de los cigarrillos y los metía en un paquete vacío de Philis Morris. Se lo di.

- El pago es justo. Un paquete, una carga de batería. Observó mientras miraba el medio paquete.

- No, no es justo. Lo sería si la batería fuese de doce voltios y cuarenta amperios. Pero la que necesitas es de seis voltios y ocho amperios.

- Y?? preguntó acompañando la pregunta con un exagerado gesto, esta vez auténtico; lo que denotaba una vez más su deficiente concepto de la justicia...

- Media batería, medio paquete de tabaco. Sonreí y el sonrió también mientras sacaba un cigarrillo y metía el medio paquete en el bolsillo de la camisa.

- Demasiado justo viejo. Encendió el cigarrillo con un mechero de verdad. Un mechero de mecha. Lo más parecido a hacer fuego con yesca. Y mientras el humo del Camel ascendía por delante de su rostro aprecié un brillo extraño en sus ojos. No había venido por la batería... yo sabía que en el Sector 8 había suministro eléctrico. Podía haberla cargado en su guarida. También sabía que Wolf no descuidaba los recambios, a ninguno de nosotros nos pillaba desprevenidos un corte en el suministro eléctrico y mucho menos uno de los cortos restablecimientos de energía. Teníamos esa información en el celular. Formaba parte de nuestra trabajo saber donde se iban a producir sabotajes en los transformadores y en lo posible, evitarlos.

    No. había venido a verme por cualquier otro motivo menos por la batería. Esperé...

- Demasiado justo?? es bueno seguir la conversación que otro ha iniciado. Y además me interesaba su respuesta.

- Eso dicen. respondió mientras daba otra calada y desviaba su mirada al suelo.

- Ya se lo que dicen. Me interesa saber que piensas tu. Fui hasta la pequeña estantería de contrachapado que estaba apoyada sobre una de las paredes de la estancia que hacía las veces de salón, cocina, almacén, y en ocasiones dormitorio; y cogí una botella de licor. No contenía nada ni remotamente parecido a lo que ponía en la etiqueta: The Monks; pero me gustaba la garrafa de color marfil y hacerme la ilusión de que aquello era whisky escocés o mejor, irlandés. Añoraba el Jameson. Es posible que una vieja garrafa de cerámica cocida y esmaltada mejore cualquier bebida alcohólica que uno meta dentro?? No lo se. Pero tengo claro que en caso de que no lo haga, para mi la garrafa es un placebo. Metía en ella cualquier licor y lo mantenía allí unos días antes de beberlo. Nunca bebí licor de forma habitual. No sin mezclar. Y sigo sin hacerlo pero hecho de menos el Jameson, un whisky irlandés que me gusta mucho y que ahora es difícil encontrar.

- Me interesa saber que piensas. En serio. Y deja de mirar la cerámica del suelo, es horrorosa pero está desinfectada. Quieres un dedal??. Dije mientras me sentaba frente a él y ponía la botella y dos diminutos vasos sobre la mesa de cristal velado.

- No sabía que bebías licor... si ponme uno. No tendrás hielo??. Le miré con aquella expresión que me gusta poner a veces: sonrío y miro al resto con un exagerado gesto de suficiencia. Un: pero con quien te crees que estás hablando.

- No se si te gustará su aspecto pero te aseguro que es hielo. Hielo de agua de lluvia!!. Y me dirigí al frigorífico que tenía medio oculto en un rincón de la estancia, tapado con media docena de edredones y una cortina de color titanio, de esas que se utilizan para detener la luz del sol en las ventanas y las puertas de las terrazas. La abrí y la cerré antes de que Wolf pudiese atisbar siquiera su contenido.

- Joder!! Siempre me sorprendes viejo. Que velocidad. Exclamó.

- Pues espera a ver esto. Y mientras él no salía de su sorpresa golpee contra el suelo una pequeña bolsa de tela. Un par de veces y después la abrí y se la puse a la altura de sus ojos.

- Hacía tiempo que no veía unos trozos de agua helada tan transparentes!!. En el tono y en la expresión de sus ojos noté que la exclamación era tan auténtica como el hielo que estaba mirando.

- Te lo dije: agua de lluvia congelada. Vertí los pequeños trozos en los dos vasos.

- No recuerdo cuando fue la última vez que llovió aquí. Lamentó mientras llevaba el cristal a los labios y bebía hasta la mitad.

- Hace mucho que no llueve aquí. Pero esto vino de otra isla en el último ferry. Dije antes de saborear un poco de licor al tiempo que él abría mucho los ojos.

- Es de...?. Preguntó al tiempo que miraba desde arriba el pequeño vaso como buscando un sello de autenticidad.

- Sí. Son trozos de hielo traído desde el techo de nuestro mundo. Dije refiriéndome al volcán de arena que está en la isla más grande del archipiélago. La cumbre está siempre por encima de las nubes y hasta en verano mantiene una hermosa y helada corona blanca.

- Tienes unos contactos muy extraños. Deletreó no sin que yo pudiese notar un ligero tono de envidia en sus palabras.

- Y el licor?? está bueno?? te gusta?? Tengo pocas oportunidades de preguntarle estas cosas a un experto... . Y el tono de mi frase tampoco estaba exento de crítica. Wolf tenía fama de beber demasiado. De beber demasiado en horario de servicio. Para nosotros siempre es horario de ocupación...

- El licor es bueno. Vodka patatero de la mejor calidad. Bien destilado, con zumo de pomelo, naranja amarga o mandarina y con un buen grado de alcohol. No me dolerá la cabeza mañana. Y apuró lo que quedaba en el vaso antes de que se deshiciese todo el hielo.

- Y cuantos dedales tienes que beber para decirme lo que sea que tengas que decirme??. No le sorprendió mi pregunta. De nuevo dirigió su mirada al suelo.

- No es fácil. Musitó.

- Entonces será mejor que lo escupas ya o acabarás adulterando el licor con tus jugos gástricos. Las malas noticias cuanto antes mejor. Esa era una de mis normas: primero las malas noticias, después las buenas si es que las había.

- No es fácil. Musitó de nuevo. Volví a llenarle el vaso de... cómo lo había llamado?? vodka patatero?? lo de patatero se refería a la patata que se empleaba para la fermentación. Se lavaban bien las patatas, se machacaban con o sin piel y se le añadía azúcar, y si había, también un poco de cebada malteada; después de unos días de fermentación se convertía en un caldo espeso con no muy buen aspecto y ese puré era lo que se destilaba, generalmente en un alambique casero. Había otras formas de hacerlo pero por lo visto esta era la buena.

- Tienes que valorar mi último año. Dijo por fin levantando la cabeza y mirándome como si acabase de confesar un puñado de pecados imperdonables y necesitase imperiosamente mi absolución.

- Joder!! que pandilla de cabrones. Dije y ahora era yo el que miré al suelo unos instantes. Así eran los síndicos. Así funcionaba ahora la “justicia”. Los jueces más antiguos valoraban a los aspirantes cada año y, como en casi todo, solo había dos respuestas: sí y no. Si era sí el novato continuaba un año más y así hasta diez, después terminaban las valoraciones, uno de los nnosotros le acompañaba a lo que en los viejos tiempos había sido un edificio oficial y ahora se llamaba hangar, en este caso: H-33, autorizaba que se le tatuase el sello en el antebrazo izquierdo y se le entregase un “Cruciante”. El periodo de formación terminaba y lo que pasase en adelante era otra historia.

    Matar no es fácil... Ahora no hay códigos penales con miles de artículos. Antes, en los viejos tiempos, éramos muchos los que pensábamos que “nada realmente importante se había añadido al antiguo código penal desde el Derecho Romano” o que todo lo que se había añadido sobraba, que solo servía para embarullarlo todo y facilitar que los poderosos escapasen de la justicia.

    Pero lo que teníamos ahora era más corto que el código de Hammurabi. Muy difícil para que los jueces jóvenes pudiesen seguirlo sin sobrepasarse o no llegar... Wolf era de los que ante la duda optaba por sobrepasarse. Si me habían designado a mi para valorar su último año solo podía haber un motivo: le querían fuera del H-33. Y él lo sabía. De ahí lo de: “no es fácil”. Opté por acabar con su incertidumbre cuanto antes, mientras accedía a mi dirección de correo electrónico encriptada, a través del “nano-implante”. Allí estaría sin duda el expediente y las recomendaciones anteriores, sus méritos y sus deméritos.

- Llevas... cuanto?? tres o cuatro años?? En ese tiempo habrás reunido información suficiente como para dedicarte a otra cosa más rentable y menos peligrosa. Lo dije en el tono más optimista que encontré en mi colección. Pero era cierto que un magistrato podía ahorrar, almacenar, prever, hacer buenas amistades, buenos contactos y retirarse del servicio para dedicarse a vivir su vida. Un magistrato tenía oportunidades que otros no tenían. Me refiero a oportunidades “éticas”.

    Cierto que también podía almacenar enemigos. Había que hacer muy mal el trabajo para almacenar enemigos poderosos. Pero era posible. Yo había conocido a un par de ellos antes que Wolf. Peores que wolf...

- Siete años!! llevo siete años sin dormir bien una puta noche. Escupió lamentándose en un gratuito a la vez que inútil alarde de ira.

- Como todos chico, o acaso crees que los viejos dormimos bien alguna vez??. Y en mi respuesta iba implícita una recriminación: no te quejes niñato si te hubiesen enviado a mi presencia después el primer año no habrías llevado el acero los otros seis. Él también sabía eso. Lo sabía cuando había acudido a mi en busca de consejo. Lo sabía cuando se había pasado por los cojones mis recomendaciones.

- Ni siquiera vas a mirar el expediente?? me gustaría saber qué ha pasado este año para que quieran echarme... Él conocía los motivos. Claro que los sabía. Sabía que lo que estaba a punto de pasar no era el resultado de su trabajo en el último año, no solo del último año aunque si alguno de los rumores que recorrían las calles, los tugurios y los zocos, era cierto, cualquiera de ellos sería suficiente para haber precipitado este desenlace. Y los dos sabíamos que en el fondo esas historias relataban hechos auténticos por muy adornados que estuviesen. Todas las historias tienen una base real. Todas las historias ocurrieron alguna vez. Aprendí eso leyendo a Heródoto y a Homero. Por eso se que incluso los mitos y las leyendas ocurrieron en otro tiempo. Puede que no ocurriesen tal y como nos las cuentan o en el lugar exacto donde dicen que ocurrieron; pero ocurrieron. Que se cuenten mil veces solo añade y elimina partes del cuento; y a veces eso las desvirtúa o las hace parecer inventadas. Pero ya no quedan historias que se puedan inventar!! Las historias son como la materia: no se crean, se transforman; por eso sus partes fundamentales son o fueron hechos reales. A veces sueños. Pero; qué son los sueños?? No son acaso realidades que el cerebro va ordenando en las capas de la memoria mientras dormimos.

- Lo estoy mirando amigo mío. Pero ya sabes que es un trámite. Y lo era. Uno de los pocos trámites que todavía quedaban de los viejos tiempos. Cuando querían a algún novato fuera del oficio le asignaban para la valoración anual a uno de los pocos que habíamos vivido “la revolución que no existió”. Y todos los viejos sabíamos lo que se esperaba de nosotros. Creo que a veces también lo hacían por si al novato le invadía un ataque de ira y eliminaba al viejo... Sí, no éramos precisamente amados por todos. La mayoría nos quería y valoraba nuestro trabajo, nuestra entrega, nuestra experiencia, nuestra calma y nuestra determinación; nuestra forma de no dudar en aplicar justicia. Pero otros no y era lógico; la gente había aprendido mucho en los últimos treinta años, pero algunos viejos vicios perduraban en muchas mentes. Errores en la educación, en la formación del carácter: a nadie le gustaba que le afeasen la conducta y algunos dejaban que los sentimientos de venganza anidasen en sus corazones. Agazapados. Esperando...

- Sabes?? cuando escucho decir que eres “demasiado justo”, siempre entiendo: “inflexible”. No puedes hacer nada??. Preguntó en un último intento como el joven que no se da por vencido y permanece a la puerta de la casa de la chica con la que ha salido esperando inútilmente que le invite a pasar. Sabe que no lo hará pero le impone la presencia de su ego mostrando de esa forma lo que ella solo intuía hasta ese momento: que no sabe perder, que le gusta imponerse. Decidí darle ánimos...

- Puedo hacer que te ultimen antes de amanecer... . Si yo no enviaba la respuesta esperada. Si no escribía mi nombre al final del expediente que me habían enviado: no apto; alguien lo ultimaría. No vería un nuevo día. Si yo no escribía mi nombre, mi nombre de judice, mi verdadero nombre, y reenviaba aquel correo electrónico antes de las 00:00h; solo podía haber dos motivos: que el novato no había acudido a la valoración o que había matado al viejo; y cualquiera de los dos valía la vida del aspirante. Cualquier otro judice le sacaría de la circulación en cuanto su nombre apareciese encabezando la lista de los condenados del día. Ningún condenado vivía más allá de las siguientes 24h a que su nombre apareciese en los celulares de todos los jueces.

    Él lo sabía... aunque no había alcanzado el rango necesario para ejecutar sentencias; lo sabía. Por eso asintió y apuró el segundo chupito. Le serví un tercero pero ya no me levanté a buscar más hielo.

    Ya no me movería de allí hasta que dejase sobre mi mesa el cinto y el acero.

- De acuerdo viejo. Te echaré de menos. Parecía sincero mientras se levantaba, se quitaba el cinto de cuero con tachuelas de bronce y me lo entregaba. Señalé la mesa al tiempo que extraía de su funda el acero. Sólo los magistratos llevan cuchillos de aquel acero y con aquel escudo en la empuñadura. No es un cruciante pero al igual que esas armas dejan un rastro indeleble e inconfundible en cualquier tejido orgánico que corten o apuñalen. Siempre se puede saber con absoluta certeza cual de aquellas armas se había utilizado contra alguien. Incluso si el objeto cortado solo era una albóndiga, en la DNADB sabrían de que acero se trataba y por tanto a quien había sido autorizado.

- Nunca hemos frecuentado los mismos lugares pero seguro que alguna vez coincidiremos. No olvides que no te conozco. Respondí con dureza. Esas eran las normas. Y se las recordé mientras tiraba sobre la mesa el medio paquete de Camel que me había dado al llegar... tal y como se habían puesto las cosas aquellos cigarrillos estaban manchados por la sospecha del soborno. Todos sabían que a mi no se me podía sobornar; en el pasado algunos con poder lo habían intentado y su fracaso formaba parte de mi leyenda; pero yo quería que lo supiera él.

    Si coincidíamos en alguna ocasión sería porque se había salido del Route; y los aspirantes que se salían de la senda de la justicia recibían sentencias más duras que los que no habían oficiado de jueces. Era justo. Ellos tenían el deber de conocer “la ética” mejor que cualquier otro humano. Se les había entregado la confianza y no habían hecho suficiente para merecerla o la habían traicionado. Si seguían vivos era solo porque no tenían el tatuaje en el antebrazo. Pero eso se consideraba una segunda oportunidad y en este mundo nuevo los que reciben una segunda oportunidad son afortunados. Las terceras oportunidades no existen!!

- No lo olvidaré viejo. No coincidiremos. Y una sombra atravesó el jardín...

    Sí. Cogió el medio paquete de Camel y desapareció. Se fue por el mismo lugar por el que había venido pero ahora era una sombra más oscura que cuando llegó. Cuando llegó era una sombra porque él se empeñaba en ser una sombra. Todos lo hacemos. Movernos despacio pero rápido!! perturbando el aire lo menos posible. En silencio. Al marcharse era una sombra porque así se conocía entre los jueces a los novatos que no lograban el Cruciante. Era cuestión de días o semanas que apareciese muerto en cualquier calle. Los jueces novatos se equivocan, es normal, pero esas equivocaciones les granjean enemigos. Y si un magistrato deja de serlo, sus enemigos, aquellos a los que sus equivocaciones perjudicaron en el pasado; se toman la revancha. Y Wolf se había equivocado mucho.

    Así son las cosas.



#Entratas:

Magistrato: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Magistrado, el que ejerce como juez en un tribunal.

IANA: Los que tienen como ocupación labores propias de aspirantes a Judice. Durante diez años actuarán como jueces menores en cualquier caso que no requiera la ejecución de sentencias. Su ocupación es evaluada por Judices cada año.

Wolf: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . plural . Nombre propio.

IANA: Nombre público de un aspirante a juez que ejerció en Chaos durante los primeros años de la Nueva Era.

Sombra: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Lugar donde no llega la luz de la estrella. Proyección de las formas de un objeto sobre otro debido a la incidencia de una fuente de luz; a su interposición entre la fuente de luz y otro objeto o el propio suelo.

IANA: Animal que se mueve tomando precauciones para que su presencia no sea advertida por otros. Casi muerto; ciudadano con escasas posibilidades de sobrevivir a las siguientes veinticuatro horas.



Este texto está licenciado bajo 
Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 3º)

publicado a la‎(s)‎ 25 nov. 2013 9:27 por Xurxo G. G.

                                                                          La lluvia (autor original)

Alique a pluvia (Algo en la lluvia)


Así son las cosas.

    Tengo ganas de fumar. Ese es el único motivo por el que salgo al exterior a estas horas del crepúsculo. Ese y que amo el crepúsculo. Vivo en un lugar en el que esos momentos entre el día y la noche son bellos y dignos de observar, de meterse en ellos o de dejarse envolver por ellos. La luz de la estrella desaparece por el oeste cada noche pero aparece de nuevo por el este pasadas unas horas y es una de las pocas cosas en las que se puede confiar. Cuando se oculta, su luz se torna cálida, de un color naranja o próximo al púrpura si hay cirros en el horizonte y al descomponerse en el momento que se alinea entre el mar y el cielo, habla a esa parte de nuestro cerebro que entiende las cosas ocultas. Dice: “ahora tengo que irme, lo mejor que podríais hacer es dormir, ya os despertaré yo mañana. Y si no dormís portaros bien...”. Y a mi me encanta escuchar esas palabras mientras fumo un cigarrillo con o sin hierba.

    Pero encender un cigarrillo en estos días de miseria no es algo que se deba hacer a la ligera!! El tabaco es difícil de conseguir. En algunos lugares es, junto a la comida y el alcohol, una de las monedas más cotizadas. Objeto de deseo. En demasiadas ocasiones motivo de discusiones, altercados, e incluso agresiones. Sí, las adicciones son un peso extra muy difícil de llevar en tiempos de escasez. En este trozo de tierra el tabaco es moneda de cambio pero no es tan escaso; no tanto como el agua dulce. Este lugar fue puerto franco en los viejos tiempos y siempre un lugar privilegiado en el que los barcos pueden hacer escalas, comerciar, abastecerse. Y un buen número de esos barcos eran y son “piratas” aunque no exhiban los pabellones negros con la calavera, las tibias y el sable.

    todas formas, aunque tengo buenos proveedores de tabaco, no me apetece desperdiciar un cigarrillo. Me disgusta que me interrumpan mientras fumo. Hasta el roce del viento llevándose el humo demasiado rápido hacia donde no quiero que vaya, me molesta. Por eso humedezco el dedo y lo levanto para averiguar la fuerza y la dirección del viento; por eso miro a la izquierda, a la derecha y al frente para asegurarme de que no hay ningún ser humano en las proximidades. Nadie que pueda acercarse a mi durante los minutos que dedicaré a saborear el cigarrillo que ya tengo en la mano. En la otra mi Zippo. Otro objeto deseado. Son duros, el viento no los apagaba fácilmente; funcionaban con gasolina, con alcohol, con una mezcla de los dos, con disolvente y por supuesto con cualquiera de los licores que se destilaban de forma clandestina.

    Pero qué producto muy demandado no es fabricado en la clandestinidad en estos días??

    En realidad vivir es un acto clandestino. Morir es lo habitual y está bien visto...

    La muerte ha dejado de ser un negocio. Ya no existen las funerarias, en los cementerios solo se entierran las raíces de árboles jóvenes; ahora son lugares frecuentados por “ladrones” que ya no buscan cuerpos humanos. Los hornos crematorios funcionaban con gas y el gas escasea en todas partes; algunos han sido reciclados para otros usos, la mayoría eran de hierro, cobre y ladrillos refractarios: materiales muy valorados en los zocos.

    Hoy la muerte es bienvenida por el resto de los seres que viven!! Cuantos menos seamos el reparto de la miseria es menos complicado, menos doloroso. Dependiendo del lugar y el motivo de la muerte; lo que sigue es trabajo para los perros callejeros, para los cuervos, para las gaviotas, para los gorriones y he oído decir que también para homínidos que han descubierto que la carne humana se distingue muy poco de la de los cochinos. Una vez desaparecido el negocio funerario y el de los seguros que enriquecía a unos pocos; la muerte hoy es motivo de alegría para muchos, también para muchos de los que mueren!!.

    Paradójicamente, la eutanasia es un regalo para los enfermos en este tiempo en el que las medicinas son más abundantes que las enfermedades y el dolor ha sido prácticamente erradicado. Recuerdo que hace cuarenta años en este espacio que entonces era un reino persistía un agrio debate acerca de la eutanasia y el aborto!! hoy el reino no existe... todos somos ciudadanos de la vieja Europa y nadie pierde el tiempo en ese tipo de debates absurdos. La nueva filosofía “consensuada y no escrita” al respecto de esos asuntos es: “para todos los seres del planeta que casi destruimos hay dos estados, la vida y la muerte, que es la nada; los tramos intermedios no se discuten, son antesala de uno de los dos estados”. Todos tenemos claros estos conceptos y lo único que perseguimos es pasar de un estado al otro sin dolor; y que la transición sea rápida.

    Se han inventado docenas de nuevas formas de suicidio y siguen apareciendo otras cada vez más elaboradas.

    Los que tienen más suerte o alguien que les quiera bien regresan a la tierra convertidos en polvo gracias a unos chorros de gasolina y objetos combustibles, por lo general sus propias ropas. No escasea la gasolina!! no es barata, tampoco cara; en realidad es más barata que antes de la “expropiación” de las refinerías, aunque siempre es difícil calcular el precio teniendo en cuenta que la moneda no vale nada. La gasolina es una de las pocas cosas que se mantienen en su sitio. Varios grupos organizados, asaltaron las refinerías, los pozos de petróleo y se hicieron con el control en los primeros días de la revolución soñada. Nadie sabe muy bien como lograron mantener las importaciones de oriente. Nadie sabe como las mantienen a día de hoy aunque algunos tenemos experiencia y datos suficientes para sospechar que se paga con ciencia, con acceso a las supercomputadoras de Chaos, con AeroApple, con Producto y con otros artilugios. Pero no obstante esas sospechas, nadie sabe a ciencia cierta con qué pagan ese petróleo que viene de fuera y que ya no es la mayor parte del que se consume.

    Los “síndicos” tienen el control de la gasolina, del diésel y de todo lo que rodea a los combustibles líquidos, antes llamados fósiles. Miles de ciudadanos trabajan para ellos en todos los puntos de la producción, en los H-18. Más en la distribución. Pero también en la fabricación de biodiesel y etanol que hoy en día representa más del 70% del combustible que se usa para el transporte por carreteras, aguas y raíles.

    El transporte... ya hablaremos del transporte, de las carreteras, de los combustibles, de los síndicos, de las pocas leyes que insospechadamente todos los grupos sociales e ideológicos aceptaron después de la revolución que no tuvo lugar!! No como la esperaban. No como la historia dice que es una revolución. Tenemos tiempo. No me consta ninguna cita con la muerte pero a veces se presenta de forma inesperada, sin invitación, por eso escribo deprisa. Por eso aprovecho todos los momentos, todas las tecnologías. Sí, intuyo que dispongo de tiempo suficiente para escribir la crónica de lo que somos ahora, de lo que ocurrió, de como ocurrió, de por qué ocurrió. Se que soy de los pocos que además puede escribir acerca de lo que éramos. Y espero que mi intuición esté en lo cierto.

    Pocos años después de la revolución que no ocurrió se acabaron las protestas, las reivindicaciones, las huelgas, los enfrentamientos, los grupos sociales y las ideologías. Pero no vivimos en una dictadura!! desaparecieron porque ya no eran útiles, porque no servían a los fines más importantes: la supervivencia y la felicidad. El único camino de lograrlas pasa por Chaos.

    Ahora quiero fumar mi cigarrillo tranquilamente. Vuelvo a escudriñar mi alrededor, mi espacio vital; el que alcanzo a ver con mis ojos que no es mucho a estas horas, el que alcanza mi oído que es algo más, no mucho porque estoy un poco sordo aunque percibo bien los tonos agudos y el que alcanza mi olfato que es mucho más y llega a distinguir el aroma de las piedras que hace unas horas bañaba el mar. Por eso se que la marea está baja. Dicen que los que fumamos habitualmente perdemos mucha capacidad olfativa. Es posible que sea cierto pero si lo es yo no lo he notado. Debe ser uno de esos males que se van adueñando del cuerpo al mismo ritmo que el tiempo. Me estoy haciendo viejo. Ya soy viejo. Antes, en los viejos tiempos los humanos de mi edad no se consideraban ancianos, pero eso se perdió como tantas otras cosas.

    No percibo la presencia de ningún ser vivo de mi tamaño a una distancia que le permita atacarme sin que pueda defenderme. Llevo la mano derecha hacia la parte trasera de mi cinturón y palpo la funda de cuero en la que descansa el acero. La izquierda está suavemente posada sobre la funda del “Cruciante” en la parte delantera, cubriendo mis genitales. La funda es de latón ligero y en las dos caras se puede ver el escudo de los “los jueces” lo mismo que en la empuñadura de bronce con “artilugios”. Todos conocen el escudo de los jueces... todos saben que la hoja de sus armas están hechas de una aleación que incluye el acero cien veces templado, el vanadio, el titanio. Todos saben que no es posible romperla con otro material conocido y que el diamante no puede rayarlas. Muchos piensan que en la aleación se emplea un metal que llegó a la tierra desde el espacio exterior, traído por extraterrestres o por meteoritos.

    Ahora todos sabemos que nada es imposible aunque haya cosas que no son posibles, aún.

    Durante el día la presencia del Cruciante en la parte delantera de mi cinto sería suficiente protección como para que pudiese fumarme un cigarrillo con tranquilidad, pero en el crepúsculo no se ve bien. Tendría que sacarlo de la funda para que el brillo de la hoja hiciese notar su presencia y la del humano que la sujeta, nadie confunde ese brillo con otros brillos; pero las armas no deben ser blandidas si no se van a usar y eso también lo sabe todo ser viviente. Y es bueno que lo sepan.

    Enciendo el mechero. La llama es más azul que la semana pasada, eso solo puede proceder de una buena mezcla de nafta y alcohol de alta graduación. No me engaño el comerciante subsahariano que me la regaló. Acerco la llama al cigarrillo y aspiro profundamente. Dejo que el humo llene mis pulmones y lo mantengo allí durante tres segundos; este cigarro lleva un poco de marihuana, no es un canuto, solo lleva un poco de hierba y por eso el método consiste en darle tiempo para que llene los alveolos y dilate los bronquios. Después la respiración será mucho más fácil. El aire entrará sin esfuerzo en mis pulmones y esa es una de las propiedades que más me gustan de entre todas las que tiene el THC.

    Expulso el humo lentamente. Saboreando el aroma del tabaco y de la hierba. Acerco el cigarrillo a los labios y le doy una segunda calada más larga que la primera. Retengo el humo un poco más y lo expulso cuando noto que mis pupilas se dilatan demasiado. A unos diez metros, en el otro lado de la calle noto la sombra de un bicho. La luz ya ha desaparecido y no puedo distinguir si se trata de un gato o de una rata. Hace años que los gatos callejeros tienen aspecto famélico y parece como si todos se hubiesen puesto de acuerdo en reducir su tamaño. Las ratas sin embargo son ahora uno de los roedores más preciados. Dicen que su carne es muy rica y nutritiva. Yo aun no la he probado. Creo que no la he probado...

    Soy lo suficientemente antiguo como para mantener algunos prejuicios: ni roedores ni reptiles en la dieta. No digo que siempre haya sido así. No. Durante la no revolución se mantuvieron ocultos todos los prejuicios menos uno: sobrevivir!! llegar a mañana. Llegar vivo a la noche y dormir. Algo; que no era solo el instinto de supervivencia los mantuvo en los rincones más profundos de la memoria hasta bastante tiempo después de que otro algo o el mismo “algo” propició que todos decidiéramos sin hablarlo, sin acordarlo, sin reuniones, sin asambleas: recomenzar una nueva era.

    La mayoría de las pocas historias que se escriben, de los pocos cuentos que amenizan las veladas al calor del fuego; porque recuperamos el fuego!! el fuego ocupa el espacio de los televisores, pero ese es otro asunto... como decía, las historias comienzan con un: Algo sucedió. Y ese Algo no se refiere a un acontecimiento indefinido, ese algo tiene alma y recuerdo que a veces su presencia era tan sólida que parecía un cuerpo, o por lo menos ocupaba el mismo espacio que un cuerpo. Se podía notar su masa y su energía!! sobre todo cuando se quedaba parada delante del viento, como un espejo invisible que reflejaba la terrible realidad muy dentro de la mente. Era como una sombra que vigilaba. Una sombra que estaba allí cuando un humano había de decidir cualquier cosa que afectase a la vida o a la muerte.

    Ahora ya pocos sentimos su presencia y muy de tarde en tarde; e incluso los que aún la percibimos “sabemos que se fue al principio de la nueva era”. Desapareció!! Partió hacia algún lugar al mismo tiempo que la lluvia que el cielo o algo desde el cielo envió para limpiar la sangre y las cenizas que coloreaban las losetas de las aceras, el líquido púrpura y a veces marrón que se coagulaba en las alcantarillas; el que no se dejaba llevar hacia el mar por los arroyos que se formaban en los días más crudos. Cuando las “muertes” se contaban por cientos o por miles!! Aquella lluvia que, como la sombra, nunca regresó.

    La lluvia que vino a perdonar todos nuestros pecados”; decían algunos muy al principio de Chaos. Los que nunca formaron parte del “no sistema”. Los últimos en alimentar las hogueras callejeras, los primeros en alimentar a los perros, a los cuervos, a las gaviotas, a las ratas. Esos también desaparecieron y con ellos todos los pecados. Con ellos desapareció el mismo concepto de pecado!! Y mucho del dolor, la inquietud, la culpabilidad y la infelicidad que aquejaba a los humanos de antes de la lluvia.

    Ahora, cuando un humano desea que algo o alguien desaparezca; deje de causarle dolor, desesperación o cualquier otro sufrimiento, suele decir: “Donde está la lluvia cuando la necesito??”. Ese es el lamento más pronunciado en la nueva era. Muchos construyen frases amenazantes: “La lluvia ya está cerca...” o esperanzadoras: “La lluvia volverá y mi suerte cambiará...”.

    El cigarrillo se acaba. Noto el calor de la brasa muy cerca de mis dedos. Apuro una penúltima calada. Si fuese de día y estuviese en otra parte la colilla no llegaría al suelo cuando la tirase!! algún sombrero, alguna gorra, alguna mano la agarraría para terminarla o para apagarla y reciclar lo que quedase de tabaco. De tabaco, alquitrán y nicotina; ya no se le añaden aditivos químicos al tabaco. Sigue siendo perjudicial para la salud pero es natural. En estos tiempos si algo se cotiza, si algo se admira, si algo se busca y se paga bien, es lo natural. Nunca como ahora he vivido en medio de un culto tan auténtico a lo natural!! Justo ahora que la escasez forma parte de nuestro día a día. Ahora que no parece que vayamos a salir de esta en muchos años, quizá nunca...

    No es que me disguste. No; lo que me disgusta es el recuerdo de otros tiempos, de los “viejos tiempos”, en los que solo unos pocos amaban lo natural y eran consecuentes y fieles a sus convicciones. Se me tuerce el gesto cada vez que recuerdo todo el tiempo que se perdió, los recursos que se desperdiciaron. Hace cuarenta años, generábamos miles de toneladas de basura cada día. Se tiraban toneladas de alimentos simplemente porque no tenían buen aspecto!! Hoy la basura no existe. No hay camiones recorriendo las calles, no hay contenedores llenos, no hay contenedores!! nadie tira nada que se pueda comer!! Y hasta los carroñeros tienen dificultades para conseguir llenar su estómago.

    Nadie llena el estómago. Nunca... Ya casi no se ve gente obesa por las calles. No es un delito; tampoco hay policías que persigan a los delincuentes, ni cárceles en los que encerrarles. Todo es más sencillo: las enfermedades cardiovasculares derivadas de la obesidad no existen; la diabetes ha desaparecido casi por completo, el uso de los asteroides se ha reducido a mínimos históricos que no se daban desde el siglo XIX. Si algún humano está gordo se presume que come mucho más de lo que necesita para vivir o que hace poco ejercicio.

    El reparto de los recursos es ahora muy eficiente. No se recuerdan tiempos en los que fuese más eficiente que ahora. Nadie come más de lo que necesita. Y si alguien almacena comida es porque se dedica a comerciar con ella, pero ni siquiera esos comerciantes están gordos. Hay conservas de todo!! cualquier cosa que sea susceptible de ser conservada de alguna forma, es convertida en conserva. El aceite, el vinagre, el azúcar y la sal son elementos preciados y protegidos. Cualquier fruto que se pueda secar se seca y se consume seco. Cualquier vegetal que se pueda deshidratar acabará deshidratado. Conservar es una obsesión. La comida es la obsesión.

    Pongo la colilla entre los dedos pulgar y corazón, la sujeto bien y la lanzo tres o cuatro metros hacia la calle. Esta vez ninguna gorra la coge. Cae sobre el asfalto. No durará mucho tiempo allí, algún “bicho” se encargará de ella. Por eso la tiro en lugar de apagarla en un cenicero que es lo que haría la mayoría, no siempre por mantener la higiene de las calles, sino para reciclarla en caso de necesidad; la tiro porque se que alguien o algo la quitará de allí en unos minutos. No hay nada en las calles. Solo aire sin contaminar que, sin embargo, huele mal en cualquier lugar en que no haya árboles, vegetación...

    Me vuelvo hacia la puerta y al hacerlo noto una perturbación en el aire. Ningún ruido, ningún olor, ningún movimiento, solo una leve perturbación en la biosfera que me rodea, en la más próxima. Una presencia que antes no estaba o no estaba en movimiento. Me detengo. No vuelvo la cabeza. No muevo ningún músculo. Espero a que la perturbación se haga más notable, más evidente. Mis sentidos, mi paleo-cerebro, mi cuerpo y mi intuición se ponen al servicio del olfato y del oído. Distinguir el olor del animal que me acecha, su tamaño, un olor nuevo que no estaba antes mezclado con el aroma fermentado de la orina, los vegetales y el cemento. Distinguir el característico roce del hierro contra el cuero. Un arma que sale de su funda.

    Nada. La perturbación ha cesado. Lo que sea que fuese no se mueve y vuelve a llegarme sin obstáculos el aroma salobre de la marea baja. Pero que no se mueva no quiere decir que ya no esté cerca. Está. Simplemente se ha detenido. Probablemente para darme tiempo a entrar y cerrar la puerta. Quizá para no sorprenderme. Para no correr riesgos. Para no ser víctima de una reacción defensiva. Si es así pronto se producirá una llamada. Y si se produce una llamada será un amigo, alguien que me conoce. O de alguien que quiere matarme haciéndose pasar por un amigo!! Entro, al tiempo que introduzco la llave por la parte interior de la cerradura y empujo la puerta al tiempo que doy dos vueltas a la izquierda y me aparto de la entrada hacia la salida posterior de la casa.


#Entratas:

Síndicos: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Sindicados, asociados, habilitados para actuar en nombre de otros que les eligen para "proteger sus intereses".

IANA: los que tienen como ocupación organizar lo común para una mejor distribución de los recursos de Chaos. Los que añaden a sus ocupaciones una vocación por el servicio público. Los que se encargan del interés común.

Jueces: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . plural . Judice, Juez; el/la que juzga; el/la que administra justicia.

IANA: Síndicos/as que tienen como ocupación “ayudar a otros síndicos a detectar, corregir y en lo posible "prevenir" las conductas que conducen al asesinato, la violación y el robo”. Colaborar en las investigaciones que permiten determinar a los autores de este tipo de acciones y sobre todo: juzgar y ejecutar las sentencias de otros jueces según los principios éticos y filosóficos del Route y la NDUDH.

Cruciante: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Verduguillo, estoque, puñal, cuchillo.

IANA: Arma blanca que portan los/as Jueces. Cuchillo, puñal de doble filo construido con una aleación de metales y elaborados métodos de fundición que le confieren una dureza y tenacidad próximas a la “indestructibilidad”; y otros elementos tecnológicos que le aportan funcionalidades extraordinarias. Es un arma poderosa cuya función más común es “representativa”: los jueces lo llevan sujeto por un cinturón de cuero a la altura de la pelvis, en la parte delantera, sobre los genitales.


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

2053 Novas ab Chaos (capítulo 2º)

publicado a la‎(s)‎ 23 nov. 2013 10:02 por Xurxo G. G.

                                                                         Recomenzando (montaje y autor original)

Perfumo ab miseria


        Acerco el ojo izquierdo a la mirilla y observo el porche a través de un túnel que se abre como en una espiral borrosa. Sería penoso que los peces vean así todo lo que les rodea, lo leí en alguna parte. Giro la llave, dos vueltas hacia la derecha, una leve presión sobre la manilla y tiro de la puerta despacio mientras miro de nuevo el exterior por el hueco que se abre. Las bisagras chirrían... tengo que acordarme de engrasarlas; de todas formas el cepillo de la banda metálica sujeta en la parte baja hace ruido al deslizarse sobre las baldosas marrones.

    Estas baldosas solo tienen una ventaja; ahora es una ventaja: recogen, almacenan y conservan la huella de cualquier cosa que se pose sobre ellas; y por supuesto el polvo, la ceniza y la arena. Ni siquiera las diminutas y rápidas hormigas que viven conmigo pueden moverse sin dejar un claro rastro de sus andanzas!! Pero son feas, horribles, de un marrón que recuerda a la mierda, cuando la mierda era mierda, es decir, algo orgánico o procedente de comida orgánica. Ahora la gente caga poco y las deposiciones se parecen más a las de las ovejas y cabras; como mucho a las de los camellos!!. Bolitas concentradas y oscuras. La gente come poco, come mal, algunos comen basura, “mierda”; es lógico que caguen otra cosa.

    Otra cosa... bolitas que se forman con la ayuda de una gelatina que recuerda a la de manzana en el sabor y al aerogel en la textura. Bolitas que no huelen a nada!! y que se transforman al entrar en contacto con el “Producto”. Se transforman en un compost del mismo color que los restos de café molido que quedan en el filtro de la cafetera y que las plantas, todas las plantas, prefieren a cualquier otro abono. El producto es un compuesto del que no recuerdo todos los componentes. Se, todos lo sabemos, que en buena parte es un cultivo de bacterias procedentes de entornos oscuros donde flotan en lagunas de un “caldo” rojizo por su alto contenido en hierro. Bacterias que comen cualquier cosa incluso en condiciones extremas y con niveles de acidez incompatibles con la vida de otros microorganismos.

    El resto del contenido se deduce fácilmente al leer las advertencias que en rojo sobre amarillo se pueden ver en la etiqueta de los envases: no ingerir!! evitar el contacto con las mucosas y el cabello!! reducir al mínimo el contacto con la piel!! lavar con agua inmediatamente si entra en contacto con los ojos!!. No, no aparece el antiguo: “guardar fuera del alcance de los niños”, no es necesario; los niños aprenden a usar Producto a muy temprana edad y están familiarizados con sus propiedades, lo mismo que con la gelatina “AeroApple”. Nada se le oculta a los niños en Chaos... nada que pueda constituir un peligro para su salud, para su vida, para su desarrollo, para su libertad, para la búsqueda de la felicidad.


    Los niños son muy importantes ahora!! No hay nada más importante para el futuro de Chaos, para su pervivencia: los niños y la formación rápida de los niños!! Son una de las prioridades en las que toda la ciudadanía está de acuerdo. Probablemente las únicas prioridades por las que todos los humanos dejan de lado sus opiniones particulares. Algo difícil de conseguir en un “no sistema” como el que floreció tras la revolución que no tuvo lugar pero si consecuencias.


    Para cuando los científicos de la DNADB que inventaron Producto encontraron un nombre suficientemente descriptivo para el compuesto la gente ya había decidido que aquello se llamaría Producto!! Como el yogur se llama yogur y ya ningún fabricante se molesta en añadir nada más. Es yogur y se llama yogur... se venden más los que se envasan en un material comestible, parecido al aerogel o en envases fácilmente reciclables en contacto con el Producto. La gente tiene en cuenta los iconos que indican estas propiedades. El sabor es siempre el mismo porque todos usan los mismos lacto-bacilos y el mismo método de fabricación. Todos preferimos los que consumen menos energía y producen menos residuos en su proceso de fabricación; esas cosas si se indican en las etiquetas. Son las que importan. Y en eso el acuerdo solo tiene un límite: la libertad de cada cual para comprar lo que más le apetezca.

    No parece haber nadie cerca. Extraigo la llave de la cerradura y la meto en el bolsillo. No sería agradable que la puerta se cerrase por un golpe de viento con la llave puesta por dentro y quiero aprovechar la tenue iluminación que desde el interior alcanza los primeros dos metros del porche. Desde que me trasladé a esta guarida intento encontrar un escondrijo adecuado para guardar una copia de la llave. Algunas noches salgo con la copia en el bolsillo decidido a esconderla en alguno de los lugares que se me ocurrieron pero... y si alguien me observa en la oscuridad?? he de encontrar un buen lugar pero sobre todo un momento adecuado para esconderla.

    No me gustaría tener que llamar a un cerrajero para poder entrar. No me apetece que vean en interior del lugar en el que vivo. No quiero dar explicaciones ni avivar la codicia de las almas perdidas. Mostrar el interior de mi “hogar” sería como decir en voz alta lo que pienso de aquel sistema que construimos y después dejamos caer sin defenderlo hasta las últimas consecuencias. Sigo pensando en lo que hicimos, en lo que deberíamos haber hecho y sobre todo en qué momento debimos hacerlo y algunas noches me asaltan dudas, unas dudas que hasta hace unos pocos años no tenía.

    Salgo al porche. Al poner los pies sobre el aglomerado que imita torpemente las losetas de las aceras de los barrios de la “clase alta”, cuando existían ese tipo de diferencias sociales, me llega un olor acre a veces acentuado por los restos del calor húmedo de las primeras horas de la tarde. Siempre huele a algo y nunca es agradable. Miro al suelo para no pisar la suciedad que el viento omnipresente almacena en el porche, justo delante de mi puerta. A veces solo son hojas y pequeños ovillos de cabello humano, pero incluso las hojas almacenan docenas, cientos de meadas de perros, gatos y humanos. El olor a orina me resulta muy desagradable porque incluso si dejo de respirar se cuela en mi nariz y permanece allí hasta que otro olor más fuerte lo desplaza. A veces incluso yo tengo dificultades para recordar que este no es el aroma “natural” de las calles.

    Este es el perfume de la miseria, del abandono y la pena; siempre lo ha sido. Antes, en los viejos tiempos estaba perfectamente localizado y cuando olía a orina, en cualquiera de sus variedades, uno sabía perfectamente a que lugar había llegado. Donde se había metido!!. Ahora es uno de los olores del aire, uno de los más comunes. La miseria, el abandono y la pena se han adueñado ya de las calles, de los jardines, de las vidas. A veces me sorprende que todavía haya jardines y que alguien se ocupe de cuidarlos!! Y me molesta que las flores no tengan el mismo valor que tenían en el pasado.

    Las flores han perdido sus atributos románticos. Ya nadie corta flores para regalarlas a la persona amada. No, eso sería poco menos que un crimen!! Algunos seguimos regalando vegetales, pero siempre vivos en su maceta o con las raíces dentro de una especie de tubo de ensayo con abono líquido en cantidad suficiente para alimentar la planta durante unos tres meses o hasta que sea trasplantada a un lugar más definitivo, menos portátil. Los vegetales no están hechos para viajar, ni para soportar movimientos más allá de la caricia del viento; pero si han de hacerlo que sea en las mejores condiciones, con el mínimo estrés.

    Las flores ahora tienen la misma consideración que cualquier otro vegetal que no sirva para comer. No es que no sean bellas. No es que la gente no aprecie la armonía de sus formas, de sus colores. Es simplemente que ya casi nada tiene valor ahora si no se puede comer o cambiar por comida. La gente que tiene comida no acepta dinero a cambio!! no, ahora la comida es la moneda que más se cotiza. Sobre todo las conservas. Más aún las conservas en lata!! De larga duración, más fáciles de transportar que el vidrio, ligeras y susceptibles de ser cocinadas en el propio recipiente: la lata. Una lata que además se puede emplear para muchas otras cosas.

    En otras partes hay cosas que tienen un valor próximo al de la comida. La ropa y el calzado, sobre todo el calzado, tienen mucho valor en las ciudades del norte. La ropa que se fabricaba en los últimos veinte años antes de la caída del castillo de naipes, era muy duradera y alguna de buena calidad a pesar de estar hecha con tejidos tecnológicos, o precisamente por eso. Es cierto que la gente la cambiaba a menudo pero era por seguir modas muy publicitadas o por aburrimiento. Muchos donaban la ropa que ya no usaban y esas prendas acababan en países del tercer mundo; y en cualquier centro audiovisual de los que han sustituido a las antiguas bibliotecas, hemerotecas y videotecas; se pueden ver imágenes de lugares de África donde muchos humanos llevan camisetas con logotipos de empresas que ya no existen, imágenes de músicos que murieron, letras de canciones que ya no se cantan, grabados de lugares que han perdido la identidad.

    Ahora el tercer mundo ya no es el tercer mundo y si lo es nosotros somos el cuarto o el quinto por mucho que unos pocos sigan donando ropa. Lo cierto es que la mayoría la vende, comercia con ella. Se comercia con todo y por eso han florecido los locales de segunda mano. En realidad es tan difícil conseguir cosas nuevas que casi todo lo que se compra o se cambia es de segunda mano o de tercera o de cuarta, que importa... los zocos florecen allí donde antes había grandes y distinguidos centros comerciales llenos de tiendas que vendían cosas innecesarias, restaurantes donde se servía comida rápida; aquella comida que muchos llamaban “comida basura”!! aunque muchos la consideraban un manjar y aún hoy pagarían por comerla; y cines, muchas salas de cine en las que se podían ver películas que retrataban los paisajes apocalípticos que ahora son los únicos paisajes. Esos o la nada.

    Los árboles desaparecen de un día para otro como si tuviesen piernas y decidiesen huir, emigrar de este lugar en el que todo tiene un precio y suele ser demasiado alto. El “no sistema”, envía cantidades tasadas de gas unos pocos días al mes. La electricidad está racionada y a veces pasan semanas antes de que se restablezca el suministro; y cuando lo hace la gente se empeña en recargar decenas de baterías y la tensión cae estrepitosamente, entonces los transformadores se calientan; después sus mecanismos de protección cortan las acometidas o no funcionan; a veces las estaciones se queman y... de nuevo días, semanas o meses!! sin electricidad.

    Baterías; el mercado negro de baterías es uno de los más florecientes y uno de los más tramposos, sucios y “peligrosos”; no por los crímenes casi inexistentes sino porque una buena parte de ellas siguen siendo de plomo, ácido sulfúrico y otros químicos. Reliquias del pasado. Fósiles que sin embargo siguen teniendo ventajas en algunas circunstancias: facilidad de mantenimiento, durabilidad y precios asequibles.

    En algunos zocos se pueden ver humanos que pasan horas pedaleando para recargar baterías!! las dinamos y los alternadores no paran, no pueden parar!! esa es la ocupación de muchos ciudadanos. Una ocupación para la que no se necesita especial cualificación y en la que siempre hay un asiento disponible. Una ocupación sencilla: pedalean durante un tiempo, recogen la compensación por la energía generada y se van. Como mucho algunos obtienen algo de comida para ellos o para los suyos, otros consiguen de esa forma el alcohol que usan para adormecer la mente y no recordar como eran sus vidas hace treinta o cuarenta años. El alcohol también es una buena moneda de cambio y se destila a partir de cualquier cosa y de cualquier manera.

    Es difícil sobrevivir. Muchos aún se niegan a entender como hemos llegado a esto. Tampoco es fácil explicar por qué esta especie de “anarquía” que nos gobierna ahora, inexplicablemente; funciona mejor que los veinte últimos años de gobierno “democrático”. Pero funciona y podemos contarlo.

    Ya casi nadie dona nada. Pocos hacen algo por otros sin esperar nada a cambio. El altruismo ya no existe o por lo menos yo no tengo noticia de ningún acto en en que figurase ese ingrediente. El inconsciente colectivo o lo que queda de él, lucha por erradicar la empatía como si tratase de una deformación.

    Nadie ama si no es a cambio de algo. Algunos afirman que en realidad siempre fue así... El pesimismo es un signo de distinción!! Ya nadie sonríe en público por temor a que otros piensen que es feliz, que ha comido bien. Por temor a despertar la envidia de los otros la gente muestra constantemente un fingido gesto de dolor y las pocas sonrisas que se ven en público parecen especialmente estudiadas para que parezcan muecas. Suficientemente artificiales como para que nadie pueda confundirlas con una emoción real.

    Los grupos religiosos fueron diezmados!! Aquellos que presumían de altruismo, misericordia, limosna y perdón fueron de los primeros en ser perseguidos. El “no sistema” los eliminó!! La gente les culpó de los mismos delitos que a los políticos, banqueros, los que se llamaban a si mismos: grandes empresarios y los dueños de enormes fortunas. Quizá estaban en lo cierto porque nadie les defendió o intercedió por ellos. Ningún ciudadano aparte de los perros a los que pagaban con su dinero y con el del estado para que les protegiesen. Y los restos de esos perros fueron quemados con los restos de sus amos.

        Ahora no hay perros de esa raza, y es difícil ver perros auténticos porque la gente se los come. Dicen que su carne es rica y nutritiva. Algunos que veo de vez en cuando al anochecer, deambulando con mirada huidiza por los lugares donde hace años que ya no hay contenedores de basura, no tienen ni medio kilo de carne cubriendo sus huesos. Son solo sombras de piel con poco pelo que huyen de la luz y de cualquier otra sombra.

    Hoy solo algunos fanáticos se atreven a decir que creen en un dios... para el resto, nombrar a cualquier dios para otra cosa que no sea maldecirlo, culparle de algo o cagarse en él es arriesgarse a que alguien te pase un hierro más o menos afilado por el cuello antes de terminar la oración. Porque cualquier expresión que no sea suficientemente agresiva o despectiva es considerada una oración y las oraciones son tan mentira como los dioses a los que van dirigidas.

    Eso ya lo sabíamos antes de la caída del imperio de las tarjetas de crédito. Bien... muchos lo sabíamos, otros lo intuían y entre estos últimos muchos seguían “las costumbres” por comodidad; porque la cultura de “lo fácil, rápido y barato” se había adueñado de la voluntad de la mayoría; y era más fácil creer y dejar que otros pensaran por ellos que hacerse responsables de sus propias vidas y de las vidas de los suyos.

    Unos pocos nacen con alma de mártires, esos creían y siguen creyendo. La diferencia, importante diferencia, radica en que esos locos en Chaos carecen de poder, de autoridad, e incluso de la consideración de locos. Carecen de consideración alguna por parte de la ciudadanía. Una buena parte de la gente les considera “peligrosamente inútiles”. Son los muertos más habituales, pero su desaparición no provoca ningún tipo de alarma en la ciudadanía. El cadáver de una rata despierta más interés que el de un mártir...

       En Chaos todas las puertas se mantienen cerradas a cualquier tipo de proselitismo religioso, político, ideológico, mágico, seudocientífico. Las puertas de los hogares y sobre todo las puertas de la mente!! las puertas de la voluntad.

    Así están las cosas.


#Entratas:

AeroApple: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . aerogel; gel utilizado en las sondas espaciales para recoger partículas de polvo interestelar.

IANA: Gelatina comestible que además de aportar nutrientes, minerales y fibras esenciales en la dieta de los humanos; protege las mucosas gástrica e intestinal neutralizando y envolviendo los desechos, facilitando su expulsión “encapsulada” y aparentemente inerte. Reacciona en contacto con el Producto dando lugar a polvo agrícola.

Producto: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Producto; resultado de un proceso de producción.

IANA: Compuesto de elementos químicos fabricado para la conversión de elementos orgánicos en otros de baja latencia biológica, prácticamente inertes. Es potencialmente corrosivo y se usa básicamente para la “depuración inmediata” de aguas sucias en los WC.

DNADB: literal, morfológico: IA (Interlingua) . sb . Acrónimo de Ácido Desoxirribonucleico y Base de Datos.

IANA: Organismo Sindical en el que los científicos y hackers recogen, almacenan y protegen muestras de ADN de todos los ciudadanos de Chaos. El acceso a estas muestras está estrictamente limitado a: propietarios, científicos, médicos y jueces.


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y tanto esos contenidos como las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original).

1-10 of 54

ą
Xurxo G. G.,
4 ago. 2012 10:07
ą
Xurxo G. G.,
4 ago. 2012 10:07
ą
Xurxo G. G.,
4 ago. 2012 10:24
ą
Xurxo G. G.,
31 jul. 2012 0:34
Comments