Lo menos preocupante es la carne de caballo...

publicado a la‎(s)‎ 31 ene. 2013 16:58 por Xurxo G. G.

    Esta semana se han hecho públicas tres noticias que, si se leen con el suficiente detenimiento, pueden producir en el receptor el mismo efecto que que se se leen de forma desatendida y en días diferentes pero... mientras que en este último caso podría tratarse de "simple intuición o desconfianza" (aunque la intuición tiene poco de simple...); en el primero el efecto se formará con un porcentaje más alto de "base científica" o al menos, pruebas de laboratorio. 

    Yo he hecho las dos cosas: primero, por casualidad leí las noticias en días diferentes y de forma desatendida; pero mi memoria funciona bien y fragmenta muy poco la información y rápidamente almacenó las tres informaciones en el mismo grupo de neuronas, lo cual activó una alarma que me llevó a leer detenidamente cada una de las tres informaciones. 

    Ahora mismo, me siento satisfecho de haber eliminado de mi dieta cualquier tipo de producto que contenga carne procesada (o preprocesada) así como los pescados procesados hace ya muchos años; pero al mismo tiempo, siento también una cierta angustia al constatar que episodios tan recientes como el de las vacas locas, no están teniendo el impacto que yo esperaba. No en la fabricación de piensos para animales y, resulta inquietante saber que algunos de esos animales pueden acabar después en la dieta de muchos humanos... 

    LAS TRES NOTICIAS

1ª - Lo que esconde una hamburguesa: publicada por elpais.com (29-01-2013)
    
    La noticia da cuenta de un informe realizado por la OCU sobre 20 marcas de hamburguesas frescas envasadas comercializadas en supermercados españoles. En el estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios destacan algunos datos y aclaraciones: 

- Solo cinco de las marcas analizadas superan, con un aprobado raspado, el examen de calidad de la carne al que fueron sometidas.
- Dos de las marcas analizadas (vendidas por las cadenas Eroski y Alipende) contenían carne de caballo no especificada en la etiqueta. 
- La mayoría no especifican bien los porcentajes de cada carne que contienen las hamburguesas, en el etiquetado. 

    Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU dice: "...Está claro que nadie vende ternera a precio de zanahorias, y existen muchos aditivos para disimular ese posible deterioro de la calidad”. 

    Joaquín Fuentes-Pila, codirector del Máster en Gestión de la Calidad Alimentaria de la Universidad Politécnica de Madrid: "Es un hecho que la mayoría de los preparados cárnicos contienen mezclas de carne de diferentes especies. Es muy raro que una hamburguesa de vacuno contenga únicamente vacuno. La normativa permite que se puedan etiquetar como tal las que tienen en torno a un 60% de esta carne, por lo que la mayoría tienen mezclas de otras especies, sobre todo cerdo. Y no solo por una cuestión de precio, sino también para hacerlas más sabrosas. Esto no constituye fraude si está debidamente señalado en la etiqueta. Incluso si las cantidades de otras especies son mínimas, ni siquiera es necesario declararlo”. 


La noticia del rotativo gallego da cuenta de varias investigaciones y denuncias realizadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Vigo; que nos recuerdan los piensos de origen animal con que alimentaban las "vacas locas". Las investigaciones destapan una red organizada que "presuntamente introducía en la cadena alimentaria restos de cadáveres de animales entre los que figuraban mascotas o ganadería enferma cuyo único destino debe ser su eliminación". 

Según las pruebas analíticas practicadas por el SEPRONA en una de las plantas de transformación de la firma Fernando Corral e hijos S.L., con base en la localidad de Aldeaseca de la Frontera (Salamanca), las muestras de grasas que eran distribuidas para confeccionar piensos para animales tenían restos de ADN de perros y ovejas "sin ningún género de dudas". En el informe de la Guardia Civil incluso no se descarta "que se hubiesen utilizado para la elaboración de productos alimenticios para humanos". 

El Juzgado de Instrucción número 3 de Ponteareas ha admitido a trámite la denuncia del SEPRONA de Vigo por un delito contra la salud pública y falsificación documental. A esta acusación se han sumado también varios particulares y la sociedad protectora de animales de Cambados, que podrían añadir una denuncia por estafa, al considerar que fueron engañados cuando llevaron cadáveres de mascotas para una adecuada eliminación

Hasta el momento hay once personas implicadas en la trama, entre las que figuran transportistas, responsables de curtidurías y de otras empresas vinculadas al mundo animal. De momento se desconocen las empresas que hubieran adquirido productos adulterados con estas grasas animales. Tampoco se descarta que las investigaciones acaben con la imputación de más implicados. La grave irregularidad en la que habrían caído estas firmas consiste en haber gestionado restos de animales de categoría 1, es decir, animales enfermos, mascotas, ejemplares de zoológicos o de experimentación, en una planta dedicada a tratar los que se corresponden con la categoría 3 y que sí se pueden usar para fabricar piensos. En este caso se incluyen partes de animales de mataderos o similar que ya han cumplido los controles sanitarios pertinentes

Buena parte de estos animales de categoría 1 eran almacenados de manera ilegal en una nave del municipio pontevedrés de As Neves, que fue precintada posteriormente (hasta quince toneladas de cadáveres). Según afirmó entonces la Xunta de Galicia, los restos estaban acumulados para su posterior incineración y en aquel entonces se descartaba que se reintrodujeran en la cadena alimentaria, como se acaba de comprobar con pruebas de ADN practicadas en los laboratorios de la Guardia Civil. En esta misma operación y en las mismas fechas, los responsables del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Vigo siguieron la pista a una residencia canina de Salceda de Caselas. Allí se intervinieron tres congeladores llenos con 52 cadáveres de perros, 15 de gatos, uno de jineta y otros de otras especies. Además, también había vehículos cargados con otros subproductos con más cadáveres de animales


Esta noticia da cuenta de las decisiones que están tomando algunas grandes cadenas de distribución tras haberse probado que había ADN de caballo presente en las hamburguesas que estaban vendiendo. Este hecho no representa ningún problema para la salud de los consumidores (es probable que la carne de caballo contenga menos hormonas y antibióticos que cualquier otra, debido a las especiales características del sistema endocrino de los equinos...) pero, en el plano cultural... para ingleses e irlandeses comer carne de caballo viene a ser como comer carne de perro para un español. Una especie de sacrilegio...

La cadena de supermercados Aldi anunció hoy la suspensión en Irlanda y el Reino Unido del contrato que le unía al proveedor de carne procesada Silvercrest, propiedad de ABP Food Group, la mayor compañía proveedora de carne de ternera en Europa; después del hallazgo de restos de ADN de caballo en sus hamburguesas. Con esta decisión, Aldi, que también dispone de establecimientos en España, se une al grupo de supermercados británico Tesco y a la sociedad alimentaria The Co-operative Group, que ayer también decidieron anular la relación comercial que han mantenido con este proveedor irlandés de productos cárnicos. 

La cadena de supermercados Ahorramas, acusada por la Organización Consumidores y Usuarios (OCU) de "engaño al consumidor" por vender carne de caballo en hamburguesas sin mencionarlo en el etiquetado, ha retirado el producto de todos sus puntos de venta. Así lo ha informado la compañía de supermercados en un comunicado y firmado por la dirección de la empresa, en el que indica que se han puesto en contacto "de forma urgente con el proveedor para ver qué ha sucedido y asegurarse de que no vuelva a ocurrir".
 
Qué tienen en común estas tres noticias?? desearía que poco o nada pero... lo cierto es que denotan "fallos en el control del origen de ciertos productos cárnicos, fallos en el destino de final de algunos animales (que debiera ser el crematorio...), fallos en la trazabilidad de algunos alimentos que contienen carnes procesadas y como se ha demostrado una vez más, grandes dificultades para determinar el origen de los problemas alimentarios cuando surgen". Basta recordar la llamada: "crisis del pepino" en la primavera de 2011, que dejó más de 50 muertos en Francia y Alemania a causa de una infección cuyo origen se atribuyó en principio a pepinos españoles y acabó siendo culpa de unos brotes de soja cultivados en Alemania. 

En esta ocasión el nombre de España también salió en los papeles al principio, como origen de la carne de caballo en las hamburguesas de vacuno... a pesar de que ya el pasado 27 de enero el diario británico guardian.co.uk señalaba a Polonia: "gobierno irlandés afirma materia prima importada de Polonia tenían hasta un 20% del ADN caballo". 

    En mi opinión, lo menos preocupante son las cantidades de carne de caballo presentes en las hamburguesas (no soy inglés ni irlandés y en mi niñez como tantos españoles en los años 50 y 60 comí mucha carne de caballo...). Lo que me vuelve a preocupar son: los pollos comiendo piensos elaborados a base de "harinas de pescado"; las truchas y otros peces en las piscifactorías comiendo piensos elaborados a base de pollo (plumas, huesos...); que ese tipo de piensos llegue (una vez más a los rumiantes); y los cerdos comiendo que?? grasas elaboradas con perros muertos (quizá enfermos y sacrificados...)??

CRÉDITOS: Se han utilizado contenidos de las webs que se referencian en los propios enlaces del texto; así como informaciones aparecidas en medios de comunicación "digitales" (tanto de titularidad pública como privada) y de las webs y blogs que se referencian a continuación. 


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original). 
Comments