Por un puñado de euros...

publicado a la‎(s)‎ 10 dic. 2012 13:38 por Xurxo G. G.   [ actualizado el 10 dic. 2012 16:16 ]
Fotografías: Andrey Mashnich 

    Debe ser por la crisis que la "presión comercial online" ha aumentado. Y todos quieren un trocito de la tarta o sólo me lo parece a mi?? Cada día llegan a mis bandejas de Email docenas de ofertas comerciales; muchas van directamente al cubo de la basura digital (siguiendo mis instrucciones), pero otras se cuelan a diario, algunas son muy curiosas otras aburridas y un grupo de ellas "coinciden con los recortes que el Gobierno sigue aplicando a algunos servicios públicos, como la sanidad". 

En los últimos seis meses los correos con ofertas de "seguros médicos" han aumentado de forma exponencial. Imagino que ante medidas como el "copago" o "repago" los espabilados directivos de estas aseguradoras deben haber pensado algo como: "si en la sanidad pública van a tener que pagar, puede que algunos quieran pagarnos a nosotros, tenemos mejores recepcionistas¡! y las sábanas están menos gastadas que en la SS¡!"; y hacen ofertas del tipo Canal Plus (recojo el ejemplo de Canal Plus porque lleva años haciendo la misma oferta). Recuerdo que en 1997 (en plena batalla con aquel proyecto fallido que fue Vía Digital) un directivo de Canal Satélite Digital me dijo: "a nosotros nos interesa más tener 5.000 socios que paguen 10.000 pesetas al mes, que 10.000 socios que paguen 7.000 pesetas al mes¡! porque aunque en el segundo supuesto ingresaríamos más dinero, los gastos de infraestructura se multiplicarían por dos y la cuenta de resultados se resentiría mucho. Además, los socios actuales perderían la sensación de exclusividad y eso es muy importante en España. Mejor nos mantenemos con el número de socios actual y hacemos campañas puntuales para cubrir las bajas con nuevas altas".

Todos quieren un trocito de la "tarta" (nómina, renta familiar, subsidio, pensión...). Todas estas ofertas buscan que el futuro cliente "pague una cantidad fija al mes" a cambio de una especie de "tarifa plana*" de productos y/o servicios. Es decir, usted páguenos 10 euros cada mes (durante los primeros meses...) y mire toda la televisión de pago que quiera dentro del paquete temático que nosotros hemos escogido para esta oferta, claro... (básicamente: fútbol y cine viejo). 

* Dejo aparte lo de las operadoras de telefonía y acceso a Internet porque eso merece un post dedicado y en exclusiva.

Usted ingrese en nuestra cuenta 35 euros cada mes y póngase enfermo todo lo que quiera (salvo las enfermedades que nosotros hemos decidido que no puede sufrir en los periodos de carencia, por lo general los primeros 6 u 8 meses... y lo de hacerse los dientes, porque eso es otro asunto y hay que pagarlo aparte... podemos incluirlo pero si lo incluimos no serían 35 euros al mes). 

Por 9 euros al mes puede hacerse los dientes con nosotros (pero... siempre que la caries sea posterior a la formalización de la póliza...). Otro bocadito a la "tarta", pequeño piensan ellos y también algunos que acaban siendo clientes de este tipo de productos. Asegurar la salud (sobre todo la dental) de los niños es poco arriesgado para las aseguradoras privadas. No han descubierto nada nuevo. Contratar un seguro para cubrir daños de inundaciones en el sur de Fuerteventura, evidentemente, es muy parecido a tirar el dinero.

El servicio gratuito que le veníamos ofreciendo hasta ahora ya no será gratuito pero a usted como ya es cliente se lo vamos a seguir ofreciendo si coste. (Traducido al lenguaje ético y ajustado a la verdad sería algo como esto: en realidad no podemos cobrarle porque así figura en el contrato inicial; que los usuarios aceptaron al registrarse para usar el servicio de Google Apps; pero que como es casi seguro que usted no leyó, ahora se lo vendemos como un favor al tiempo que le ofrecemos un servicio "premium" o Business, Plus, Pro... por 4 o 5 euros al mes...); dice el amable Clay Bavor desde el sillón que Google (Google.com, claro, que no es lo mismo que Google.org "el brazo filantrópico de la empresa...") le ha puesto en el número 4 de la calle Barrow, en Gordon House; Irlanda; el paraíso de la baja fiscalidad... el tigre europeo¡! ahora mismo, un gato con las rayas de la piel un poco desdibujadas tras el rescate financiero del país pero, paraíso... 

Eso si, Google comenzará a cobrar a los nuevos usuarios de Google Apps pero no a todos, ni a todos el mismo precio; para las ONG (las que ellos elijan, claro) puede ser gratuita o con descuento. 

Muchas veces me pregunto de donde sacan Google, o William Henry Gates III (Bill Gates, otro filántropo) esa idea de que los ciudadanos de las clases medias del mundo occidental somos cómo una especie de vaca lechera y es lícito que ellos la ordeñen (a veces hasta la extenuación) para después repartir un porcentaje de la leche en aquellos lugares del "tercer mundo" que ellos escogen según sus criterios empresariales o personales. 

Nunca he usado ningún producto y mucho menos servicios de Microsoft; pero vengo usando productos y servicios de Google desde 1999, entonces porque era el mejor buscador entre los pocos que quedaban (básicamente Altavista Digital y Yahoo!) ahora porque lo sigue siendo y otros productos tan "originales" como duckduckgo me permiten usarlo sin que el motor de búsqueda de Google sepa "quien soy" y deje de ofrecerme resultados que ellos creen que son los que yo busco, porque cada día que pasa, lo son menos. 


Y ahora, siento que muchas de las estrategias que Google está poniendo en marcha últimamente se parecen demasiado a las que siempre han definido a Microsoft como compañía (la tendencia al monopolio; a acumular patentes (y pleitear con ellas); la agresividad a la hora de imponer y vender sus productos y servicios (a particulares y empresas); y sobre todo la tendencia al "nosotros o el desastre" con esas campañas en defensa de la libertad de la Web mientras por debajo de la mesa aplican la censura a los contenidos que alojan en Blogger y otros servicios "gratuitos" pero no a los resultados de su buscador).


Este texto está licenciado bajo Creative Commons, este licenciamiento no alcanza a los contenidos adicionales que están protegidos por la licencias que sus autores originales escogieron; y las imágenes con copyright son atribuidas a sus autores (salvo las recogidas en medios de comunicación públicos y privados, en las que no aparece el creador original). 

Comments